El presidente Alberto Fernández dijo que la coalición gobernante del Frente de Todos (FdT) tiene una "mirada común sobre lo que la Argentina necesita", y aseveró que con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner no tiene "diferencias en cuestiones de fondo" sino que sus verdaderos opositores son los dirigentes que "solo niegan derechos".

"Tengo la certeza de que tenemos una mirada común sobre lo que la Argentina necesita en todo el frente", dijo el Presidente en una entrevista con Radio con Vos y agregó: "Diferimos en los caminos. Me complicaría ver que estamos yendo para lugares distintos, pero estamos discutiendo cómo hacerlo; en el qué hacer, todos queremos lo mismo".

 

En ese marco, indicó que con la Vicepresidenta no mantiene "diferencias en cuestiones de fondo". "Yo con Cristina si tengo que hablar, hablo. Mi problema no es Cristina, sino es ver que en el mundo crece una derecha que solo niega derechos. Mis opositores dicen por los canales de TV que hay que terminar con el aguinaldo, la indemnización por despido, parar las paritarias. Ahí están mis opositores, con ellos tengo que discutir y debatir", remarcó el mandatario.

"En el Frente todos sentimos que la Argentina necesita crecer, todos creemos eso, que hay una concentración de la renta en desmedro de algunos sectores. Diferimos en los caminos, y yo he sido muy franco y he planteado mis posicionamientos públicamente cuando tuve que hacerlo, y eso no me parece un problema", insistió el jefe de Estado.

 

"Me complicaría mucho ver que estamos yendo para lugares diferentes. Lo que discutimos es cómo hacerlo, cómo hacer las cosas, no qué hacer, y eso se produce porque todos tenemos claro lo mismo", concluyó.

Alberto Fernández: ¿Qué dijo sobre los precios de los alimentos?

Por otra parte, Fernández se refirió a la necesidad de implementar medidas para que "los precios internos se desacoplen de los precios internacionales" en el marco de la guerra en Ucrania, entre las que mencionó la posibilidad de modificar las retenciones, afirmó que continuará "buscando las maneras" para que los efectos económicos del conflicto "no afecten negativamente a los argentinos".

"Hay que hacer algo para que los precios internos se desacoplen de los precios internacionales. El modo son las retenciones, pero las retenciones son un tema legislativo, y necesito que el Congreso entienda la problemática y acompañe llegado el caso", afirmó.

 

En ese marco, el mandatario agregó que cuando se habla de retenciones, "siempre la gente del campo interpreta que es una medida en contra de ellos" pero lo vinculó con la guerra entre Rusia y Ucrania al resaltar que el conflicto bélico "retiró productores del mercado".

"De repente, pasa algo en el mundo y alguien empieza a ganar más de lo previsto, y se produce una situación de riqueza inesperada, que pedimos que se distribuya de otro modo", dijo.

 

En este punto, ejemplificó: "Que Rusia y Ucrania hayan salido del mercado, le resta el mundo el 35 por ciento del trigo exportable y si sumamos la India que decidió no vender más, esto supone que salió un 50 por ciento del trigo que se exporta en el mundo, con lo cual empieza a generarse un problema que es mundial".

"Es un tema muy sensible", añadió Fernández, al tiempo que agregó se trata de "un tema políticamente tratado por la oposición", tras recordar que "hace poco, hubo un tractorazo en Plaza de Mayo pidiendo no pagar la renta inesperada pese a que ningún chacarero la iba a pagar".

 

"La oposición hace política con esto y olvidan toda racionalidad sobre el tema, y sus votos son imprescindibles", añadió en referencia a un eventual tratamiento del tema en el Congreso.

"El problema existe y hay que resolverlo, hay que buscar el modo. Resolverlo con el acuerdo, con la decisión de los involucrados o con un imperativo legal que tendremos que poner sobre la mesa y ver que dice la oposición", añadió.

Crecimiento y empleo

Por otra parte, el mandatario destacó el crecimiento de la actividad y el empleo en el país, aunque reconoció que "cuesta mucho trabajo" la recuperación de la distribución del ingreso y del salario real, al tiempo que atribuyó a "un problema estructural" del sector textil la suba de sus precios de venta al público.

El mandatario subrayó que el “pilar productivo crece y no para de crecer”, al igual que el empleo, donde se han creado “1.100.000 puestos formales en el último año”.

 

“Como prometí en la campaña, encendimos la economía. En 2021 crecimos el 10,3% y estamos creciendo alrededor del 6% este año”, destacó Fernández.

En ese marco, ejemplificó con el caso de la industria alimenticia y la construcción: “(El CEO de Arcor, Luis) Pagani me dijo ayer que está trabajando con más del 80% de la capacidad instalada en uso y que el sector está trabajado con más del 65%, cuando llegaron a estar por debajo del 50% en 2019. En la construcción, la Uocra tiene un récord histórico de 400.000 trabajadores con 4.600 obras públicas en ejecución en todo el país”, enumeró.

 

“La economía está funcionando y desarrollándose, pero lo que no estamos logrando es que la distribución del ingreso mejore; por ese mismo motivo hemos decidido mantener abiertas las paritarias para que los salarios le ganen la inflación y trabajamos para que los jubilados tampoco pierdan contra la inflación”, explicó respecto de las medidas tomadas por el Gobierno.

Asimismo, recordó que a partir de hoy “siete millones y medio de trabajadores sin ingresos formales van a recibir $18.000 en dos cuotas para sobrellevar este momento”, al igual que los jubilados y titulares de asignaciones que recibirán un bono de $12.000.

Distribución "compleja"

En ese sentido, el Presidente sostuvo que la distribución “es un tema complejo”, y recordó que “entre 2003 y 2015 el salario real subió 19 puntos y, luego, entre 2015 y 2019, bajó 20 puntos”.

“Lo que tardó en construirse en 12 años se perdió en cuatro”, dijo el mandatario, al tiempo que reconoció que, si bien “entre 2020 y 2021 (el salario real) creció entre dos y dos puntos y pico”, esa suba es “muy poco, por lo que hace falta”.

 

Por otro lado, Fernández negó que exista “displicencia” respecto de la administración de divisas, y recordó que “el 80% de los dólares que salen del Banco Central son para pagar insumos de una economía que no para de crecer y que necesita de insumos industriales imputados para seguir produciendo”.

En ese marco, el mandatario citó al sector automotriz, que requiere de importaciones, y señaló que el mismo se encuentra en “un boom de ventas y producción; y también de exportación porque ha ganado mercados nuevos”. Del mismo modo, negó que los dólares se estén utilizando para la compra de aviones privados.

 

“Hemos constatado y eso no es real. Hubo algunos casos y, cuando lo escuchamos, paramos”, aclaró, e indicó que el uso de dólares para el pago de deuda externa en empresas privadas tuvo un pico en 2020 y actualmente “va desapareciendo”.

“Tenemos un problema con la demanda de dólares producto del crecimiento y de las importaciones. Es el famoso cuello de botella que genera el sector externo donde, en un punto, la demanda de dólares se hace muy fuerte”, explicó Fernández.

Alberto Fernández: opinión sobre el rubro textil

Por último, el Presidente calificó como un “problema estructural” que tiene que ver con “como funciona la Argentina al aumento de precios de las prendas de vestir y el calzado, que lideró la inflación de abril con una suba de 9,9% y acumula un 73,4% anual".

“Tenemos un problema histórico con la suba de precios en el sector textil y también es cierto que en su cadena de producción aparecen muchos actores”, indicó, y señaló que los valores “terminan incrementándose en el comercio y no en la producción”.

De hecho, el mandatario hizo referencia a un “desmadre de precios muy grande entre el confeccionista y el que vende”. “Deberían entender que uno los protege y cuida, pero se vuelven en contra de la gente”, apuntó el mandatario, quien, no obstante, destacó que la producción del sector textil hoy “es impresionante”.

 

Ver comentarios