Por Florencia Golender

En el castillo Elmau, a cien kilómetros de Múnich, Alemania, el presidente argentino, Alberto Fernández, participó del segundo plenario de la jornada y allí advirtió al Grupo de los Siete (G7) sobre las consecuencias de prolongar el panorama actual de “escalada de precios” de la comida por “la restricción de la oferta de granos y cereales”. Estas decisiones de los países centrales “ponen en riesgo la seguridad alimentaria de la humanidad”.

“El mundo enfrenta un tiempo muy difícil signado por el fin de la pandemia y una guerra en marcha. La restricción de la oferta de granos y cereales que se observa, ha determinado una escalada de los precios que pone en riesgo la seguridad alimentaria de la humanidad”, fue la frase completa que pronunció ante los países miembros e invitados.

Se trata de la 48ª Cumbre del G7, organizada por Alemania, y participan los mandatarios de Estados Unidos, Joe Biden, y de Francia, Emmanuel Macron; y los primeros ministros de Gran Bretaña, Boris Johnson; de Italia, Mario Draghi; de Canadá, Justin Trudeau; y de Japón, Fumio Kishida.

A los siete les dijo:El último informe sobre perspectivas alimentarias elaborado por la FAO indica que el costo de la importación de alimentos aumentó debido al incremento de los precios sumado a una disparada en los costos del  transporte y de los fertilizantes. Frente a esa situación, es necesario evitar las barreras proteccionistas y para arancelarias para la comercialización de alimentos".
.
Y continuó: “Si la crisis actual se prolonga, desataremos una catástrofe humanitaria. Más de 300 millones de personas en el mundo van camino hacia una hambruna”.  

En este contexto sostuvo que “los países centrales han podido continuar con sus importaciones a pesar del desquicio que se vive. Los países periféricos, en cambio, importamos menos porque se redujo nuestra capacidad de pago”

También lo escucharon Ursula von der Leyen y Charles Michel (titulares de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, respectivamente), Sudáfrica (único miembro africano del G20), Indonesia (preside el G20), Senegal (encabeza la Unión Africana) e India. Y participa de manera virtual el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

Fernández es el primer mandatario argentino que asiste como invitado a la reunión del grupo que integran Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón, consideradas las potencias económicas e industrializadas más importantes del mundo.

Ante las potencias cerró: ”Atender a los pueblos sometidos a la crueldad de las privaciones alimentarias es un imperativo ético. Alimentarse no es otra cosa que un derecho humano. Si esa atención no llega con suficiencia, si no consolidamos una nueva arquitectura financiera internacional que remueva dogmas y malas prácticas, todo será una quimera”.

En la agenda del mandatario argentino sigue la bilateral con Boris Johnson. Hay mucha expectativa por el encuentro con el inglés y qué responde a el constante pedido argentino de que se respete la soberanía de las Malvinas.

Por F.G.

Ver comentarios