La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió este sábado que la decisión del Reino Unido de habilitar la extradición del periodista australiano Julian Assange hacia Estados Unidos "pone en peligro su vida" y además "marca un precedente" para sus colegas de investigación.

"La decisión de habilitar la extradición de Julian Assange no sólo pone en peligro su vida sino que además marca un precedente alarmante para todos los y las periodistas del mundo que investigan y buscan la verdad: disciplinamiento periodístico para todos y todas", sostuvo la vicepresidenta desde su cuenta personal de Twitter.


Fernández de Kirchner acompañó sus declaraciones junto a una foto de la tapa del diario Página/12 de este sábado, con el título: "Un mensaje escalofriante para los periodistas de todo el mundo".

El Gobierno británico firmó este viernes la extradición del fundador de WikiLeaks a Estados Unidos, donde se lo acusa de haber difundido documentos confidenciales y podría recibir una sentencia de hasta 175 años de prisión, según los defensores del periodista, quienes apelarán la decisión que marca “un día negro para la libertad de prensa”.

"En virtud de la ley de 2003 sobre la extradición, la ministra firmará una orden si no hay ningún motivo que la prohíba", dijo un portavoz del Ministerio de Interior, al confirmar que la titular de la cartera, Priti Patel, había rubricado el decreto para trasladar al australiano, quien tiene 15 días para apelar esta decisión.

El portal WikiLeaks calificó de "día oscuro para la libertad de prensa y la democracia británica" la decisión de Reino Unido.

 

El periodista australiano Julian Assange, fundador de WikiLeaks (Archivo/Télam).



"Cualquiera en este país que se preocupe por la libertad de expresión debería estar profundamente avergonzado de que la ministra del Interior haya aprobado la extradición a EEUU, el país que planeó su asesinato", señaló en un comunicado difundido en sus redes sociales.

En ese texto, WikiLeaks anticipó que apelará la decisión, algo que solamente podrá hacer si el Tribunal Superior británico lo autoriza, con la posibilidad de ir en última instancia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

 

La defensa británica de la medida

Según el vocero del Ministerio de Interior del Reino Unido, "los tribunales británicos no concluyeron que sería opresivo, injusto o un abuso procesal extraditar al señor Assange".

"Tampoco concluyeron que la extradición fuera incompatible con sus derechos, incluyendo el derecho de tener un juicio justo, y con la libertad de expresión, y (garantizaron) que durante su estancia en Estados Unidos será tratado de manera apropiada, también con respecto a su salud", agregó el portavoz citado por la agencia de noticias AFP.

La Justicia estadounidense quiere juzgarlo por difundir a partir de 2010 más de 700.000 documentos secretos sobre las actividades diplomáticas y militares estadounidenses, en particular en Irak y Afganistán.


Entre esos documentos figuraba un video que mostraba a civiles, incluidos dos periodistas de la agencia Reuters, muertos por disparos de un helicóptero de combate estadounidense en Irak en julio de 2007.

Acusado de espionaje, de ser declarado culpable Assange puede ser condenado a 175 años de cárcel, en un caso que las organizaciones de defensa de los derechos humanos denuncian como un peligroso ataque a la libertad de prensa.

Ver comentarios