La ex presidenta  y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner deberá declarar nuevamente el próximo 3 de septiembre ante el juez Claudio Bonadio en la causa por el presunto pago de coimas en la obra pública durante la gestión kirchnerista, la cual habría sido revelada en los cuadernos de Oscar Centeno.

Cabe recordar que Kirchner, de 65 años y quien gobernó entre 2007 y 2015, ya había acudido el último 13 de agosto a una primera sesión indagatoria ante el tribunal que investiga el pago de sobornos por parte de empresarios para obtener contratos de construcción. En esa ocasión, recusó al juez y al fiscal Carlos Stornelli, pero su pedido fue rechazado.

En tanto, el magistrado convocó por primera vez a Enrique “Wado” de Pedro, José Ottavis y el empresario Sergio Szpolski.

En las últimas horas, y tras la notificación para presentarse ante Bonadio publicó en su cuenta de la red social Twitter: "El dólar está por llegar a 35 pesos y Bonadio me vuelve a llamar a indagatoria en la misma causa de los allanamientos. Son de manual”.

 
En este sentido, la ex presidenta considera que la causa que la tiene como la principal beneficiaria de la trama de millonarios sobornos forma parte de un complot que pretende proscribirla de la política. 

El llamado a comparecer nuevamente en tribunales se debe a que las investigaciones, inicialmente fijadas entre 2008 y 2015, fueron ampliadas para que abarquen también los años que van de 2003 a 2008, según la citación publicada por el Centro de Información Judicial. 

CFK es la persona de más alto rango investigada en este caso, que implica a una docena de ex funcionarios kirchneristas y a una treintena de altos empresarios. 

Por último, cabe recordar que tras autorización del parlamento, sus tres residencias en Buenos Aires y las poblaciones de Río Gallegos y El Calafate, en la Patagonia (sur), fueron allanadas por orden del juez Bonadio.