Por: Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Para el gobierno, la violencia que se vivió durante el tratamiento de la reforma previsional fue en parte responsabilidad de los propios legisladores opositores que alentaron o consintieron, según el caso, los graves incidentes alrededor del Parlamento y también dentro del recinto.

Por este motivo, el Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich decidió presentar una denuncia penal donde apunta a nombres emblemáticos como Máximo Kirchner, Leopoldo Moreau, Gabriel Mariotto y Axel Kicillof, entre otros.

La denuncia del gobierno -que investigará la jueza María Romilda Servini- se enmarca en la figura de "atentado agravado de funcionario público, resistencia o desobediencia, y encubrimiento" y también abarca a legisladores como los camporistas Horacio Pietragalla, Marcos Cleri y Andrés Larroque, el ex ministro de Educación Daniel Filmus y los diputados de la izquierda Myriam Bregman o Nicolás del Caño.

Los hechos que se imputan a estos legisladores ocurrieron durante la frustrada sesión parlamentaria del 14 de diciembre pasado, cuando se iba a tratar la reforma previsional, que no prosperó por el clima denso que se vivía.

Cambiemos ya había presentado otra denuncia por los mismos hechos, en este caso rubricada por los legisladores nacionales del bloque de Diputados, el pasado 15 de diciembre.

Los cinco hechos y el rechazo K

En total, el gobierno describe en su denuncia cinco hechos puntuales ocurridos el pasado 14 de diciembre.

En el primero de los hechos imputa a un grupo de legisladores por haberse abalanzado sobre los gendarmes que realizaban un cordón de seguridad.

En el segundo de los episodios denunciados, apuntan a amenazas que habría proferido Moreau a un gendarme.

El tercer hecho tiene que ver con el diputado Pietragalla, a quien acusan de haber obstaculizado detenciones que llevaba a cabo la Gendarmería.

Por el mismo presunto delito -obstruir detenciones- se acusa a los legisladores Araceli Ferreyra y Marcos Cleri, mientras que el último hecho que abarca la denuncia tiene que ver con el entorpecimiento de la sesión parlamentaria e intentar que ingresen al Congreso diversos manifestantes.

El kirchnerismo rechazó las acusaciones a través del jefe del bloque de Diputados, Agustín Rossi, quien aseguró que legisladores de ese espacio fueron víctimas ese día del accionar de las fuerzas de seguridad.

"El Gobierno denuncia penalmente a diputados por los hechos del 14 de diciembre, cuando, en verdad, lo que sucedió es que 7 diputados, de distintos bloques, sufrieron heridas por la represión de las fuerzas de seguridad", manifestó Rossi por Twitter.


 

Y agregó: "La represión del 14 fue la más brutal desde el regreso de la democracia frente al Congreso, hubo 7 diputados heridos y más de 45 detenidos".


 

El legislador K finalizó diciendo que "es un nuevo capítulo en la persecución política y judicial a dirigentes opositores, que lleva adelante el gobierno. Macri no tolera las voces que lo critican y cuestionan".