Dirigentes de Juntos por el Cambio cuestionaron este jueves la decisión del Gobierno nacional de destinar a la Provincia un punto de la coparticipación adicional que en 2016 se había dispuesto en favor de Capital, para destinarlo a un plan de fortalecimiento fiscal en la provincia de Buenos Aires y consideraron que la Justicia deberá pronunciarse.

"Entre los que viven y trabajan en la Ciudad hay alrededor de 7 millones de personas que se podrían ver perjudicadas", publicó en su cuenta de Twitter la presidenta de PRO, Patricia Bullrich, y agregó: "La Argentina no se construye enfrentando CABA y PBA. Esa lógica perversa empobrece cada día más al país".

Para luego continuar con otra publicación en la que arremetió contra Alberto Fernández: "La palabra del Presidente no vale nada. Arrancó pidiendo diálogo y unilateralmente le cargó a los porteños un problema que es de la PBA, y que su espacio agigantó durante 33 de los últimos 37 años".

Las publicaciones realizadas en Twitter por Patricia Bullrich.


En tanto, la diputada nacional Graciela Ocaña sostuvo -en diálogo con Radio Continental- que "la instancia judicial está abierta" y adelantó que se reunirán con las máximas autoridades de la Ciudad para discutir "las acciones a tomar".

Ocaña también apuntó al Gobierno por su decisión: "El presidente Alberto Fernández dice ser un hombre de diálogo pero aquí no ocurrió", sostuvo la legisladora y agregó: "Veo con mucha preocupación esta medida para la Ciudad".



En el mismo sentido se pronunció hoy el senador Martín Lousteau (UCR- Evolución), para quien "hay un poder que es la Justicia que debe decir algo, la Corte Suprema de Justicia está callada".

"Lo voy a hablar con (el jefe de Gobierno porteño, Horacio) Rodríguez Larreta, pero como representante de los porteños, creo que la Ciudad debe ir directo a la Justicia, directo a la Corte porque esto es un conflicto entre jurisdicciones", reforzó ese punto.

En opinión del economista se trata de "una decisión arbitraria, súbita y totalmente cuestionable", y consideró que " es una decisión política para golpear a Rodríguez Larreta y un castigo a la jurisdicción más importante, que gobierna la oposición".
Martín Lousteau también se refirió sobre el tema en Twitter.


También el ex presidente provisional del Senado, Pinedo Federico, usó Twitter para dejar su opinión. "El Presidente no tiene facultades para sacarle registro a una Provincia y dárselo a otros", sostuvo.

Para Pinedo el ex presidente Mauricio Macri "tuvo facultad porque había una ley que decía que lo tenia que hacer y una Constitución".


Por su parte, el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña, Claudio Romero, dijo que el anuncio presidencial fue "un baldazo de agua fría" dado que fue una medida "arbitraria" y sostuvo que los fondos que Macri había destinado a la Ciudad corresponden al traspaso por los "19 mil agentes de la Policía Federal".

"Nos tienen encerrados hace un montón de días, empobrecieron al país del 30 al 50%, nos van a dejar con la peor recesión económica de los últimos 100 años y en el medio de esto toman un gesto totalmente arbitrario, que es ineficiente como son ellos", dijo el diputado en declaraciones a Télam.



Además, se preguntó: "¿Por qué no resuelven el problema de Chubut donde los empleados públicos hace 3 meses que no cobran?¿Por el caudal electoral?".

Según lo decidido por el Gobierno nacional, la Ciudad recibirá un punto menos del actual coeficiente del 3,5 que percibe por los fondos coparticipables y eso será destinado a la Provincia de Buenos Aires para la creación de un plan de fortalecimiento fiscal que será utilizado en parte para financiar un aumento salarial de los policías bonaerenses.