De siete proyectos presentados por distintos diputados nacionales, los representantes de las distintas fuerzas políticas consensuaron un único texto. Algo no tan raro en la política argentina, hubo diálogo y se llegó a un acuerdo para definir un proyecto de ley que ya logró el aval en comisión y será debatido esta tarde en el recinto. El respaldo de todos los partidos anticipa que se aprobará sin dificultades y será girado al Senado. 

La iniciativa apunta a dos ejes fundamentales con una idea central: la donación de sangre. El primero, conseguir un banco de plasma (la separación de glóbulos rojos y plasma es parte del proceso al que se somete la sangre) con anticuerpos de coronavirus; y en segundo término, reforzar el stock de sangre -voluntariamente donada- que cayó considerablemente durante la pandemia, y es un insumo fundamental en distintos tratamientos médicos. 

¿Qué se acordó?

El texto establece declarar "ciudadano solidario destacado" a quien se acerque voluntariamente a realizar su aporte. Más allá de eso, también se duplica la licencia laboral a partir e la donación, que pasa de uno a dos días hábiles, como incentivo a la población. 

Más allá del reconocimiento a las personas, lo que se pide es una campaña nacional para impulsar que quienes se recuperaron de la enfermedad donen sangre, algo que vienen haciendo en forma aislada diversas entidades e incluso algunos famosos como Pablo Granados. También la creación de un registro de recuperados con voluntad de aportar ese insumo. 

"El criterio es el mismo que la ley nacional de donación de sangre, hay que ser mayor y cumplir ciertos requisitos", explica a Crónica.com.ar Pablo Yedlin, presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública (Frente de Todos).

Pese al consenso de todos los bloques, la efectividad del plasma -tratamiento que recibió, entre muchos otros, el intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde- no está científicamente demostrada como cura para el virus. "Todavía se debate y se investiga. De hecho parte de la idea de generar un banco de sangre, donde los donantes estén identificados con la lógica reserva de sus datos, es para poder también aportar a los distintos centros públicos y privados que están haciendo pruebas en este sentido".

Más allá del impacto en la recuperación del coronavirus, ese banco serviría también para reforzar la disponibilidad de un insumo médico básico como la donación de sangre, que cayó considerablemente durante la pandemia. "La gente lógicamente dejó de acercarse, por eso también pedimos que la autoridad de aplicación organice esquemas donde se les de seguridad para donar, con un traslado o incluso visitando a la persona en su domicilio si eso es posible", agrega Yedlin a Crónica. 

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos