Las detenciones de Carlos Zannini, Luis D'Elia y Jorge "Yussuf" Khalil, ordenadas este jueves por el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, fueron calificadas por la oposición como una "cacería judicial".

Además, desde el peronismo advierten que evaluarán si son procedentes los fundamentos esgrimidos por Bonadio para pedir al Senado el desafuero de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de la misma causa. 

"Quieren aniquilar a la oposición. Esto es persecución política y el responsable es Mauricio Macri", dijo hoy en declaraciones a radio Del Plata el designado jefe de bloque del Frente para la Victoria (FPV) en Diputados, Agustín Rossi.

"Son ellos los que están traspasando todos los límites institucionales. El Memorándum con Irán, causa que desata la cacería de Bonadio del día, tuvo aprobación en el Congreso de la Nación", recordó Rossi.

El dirigente se refirió de esta manera a la decisión de Bonadio de procesar con prisión preventiva a la ex presidenta y pedir su desafuero.


"Plan de ajuste al pueblo y cacería a los compañeros. El gobierno de Macri siembra vientos y cosechará tempestades. Libertad a los presos políticos", escribió, por su parte, en Twitter el diputado del Parlasur, Gabriel Mariotto.


En tanto, Martín Sabbatella, ex director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, afirmó que "el próximo objetivo de la cacería K es sacar a Cristina del Congreso y encerrarla" y consideró que "la quieren presa y callada, porque es la líder opositora más importante".


A su turno, la abogada de Héctor Timerman, Graciana Peñafort, manifestó, en declaraciones a radio FM Delta desde la casa del ex funcionario, que "es una crueldad lo que están haciendo" con el ex canciller, a quien Bonadio también procesó y le otorgó la prisión domiciliaria, ya que "está muy enfermo".

"No hay bases sólidas sobre las cuáles pedir la preventiva ni para la ex presidenta ni para él", consideró la abogada.

En el mismo sentido, se pronunció el dirigente Leopoldo Moreau, quien consideró que "estamos en el final de la persecución política del gobierno" y atribuyó las detenciones ordenadas por Bonadio a "una campaña de humo para tapar las medidas económicas del gobierno, como el aumento tarifario".

 
Agregó en diálogo con Crónica TV que el Gobierno se tiene que hacer cargo de las decisiones que adopta y dijo que "la sociedad tiene que hacer cargo al Gobierno", destacó que deben hacerlo de manera pacífica. 


Para el nieto recuperado y diputado nacional Juan Cabandié, "la mafia del gobierno y el poder judicial, nos meterán a todos presos por ser opositores" y también señaló que las detenciones son "para desviar las críticas por la baja de las jubilaciones".

 

"Evaluaremos si son procedentes los fundamentos de Bonadio"

El senador nacional del peronismo Rodolfo Urtubey "evaluarán si son procedentes los fundamentos" esgrimidos por el juez federal Claudio Bonadio para pedir al Senado el desafuero de la ex presidenta.

"El juez va a tener que mandar información sumaria y los fundamentos y nosotros vamos a evaluar si eso es procedente", explicó el senador por Salta, presidente de la comisión de Acuerdos, y agregó que "seguramente este debate se concretará una vez que finalice el período de sesiones extraordinarias".

Urtubey aclaró además que es "el propio Senado el que tiene que evaluar si corresponde o no constituirse" para analizar el pedido de desafuero e insistió en que, como la comisión de Asuntos Constitucionales tiene un plazo de 60 días para expedirse, es probable que el debate se realice una vez que concluya el período de sesiones extraordinarias.

Es que en este período de receso parlamentario sólo podrían tratarse en el Congreso los proyectos de reformas económicas enviados por el Poder Ejecutivo.

Urtubey señaló que el Poder Ejecutivo "no debe intervenir" en la resolución del Senado sobre el tratamiento del desafuero. "Es algo que debe resolver el propio Senado", recalcó el senador peronista.
 

"Las medidas dictadas son arbitrarias, ilegales y sin fundamento"

Desde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores calificaron las medidas tomadas por el juez federal Claudio Bonadio como "arbitrarias, ilegales y sin fundamento", desde Twitter.


Por su parte, la legisladora porteña Myriam Bregman aseguró que "las medidas dispuestas por Bonadio son detenciones políticas que no buscan justicia en la causa AMIA. Bajo el gobierno K y bajo este decimos: para avanzar contra la impunidad de la causa hay que abrir los archivos secretos".

"Tengamos acuerdo o no, el Memorándum (de Entendimiento con Irán) fue votado por el Congreso; no es una medida judiciable. Bonadio toma una decisión política, no jurídica", agregó.

 


Por su parte, el referente del FIT Christian Castillo manifestó que Bonadio “es uno de los jueces de la servilleta de (Carlos) Corach que había sido apartado de la causa por el encubrimiento en la AMIA por no investigar a Menem y Corach”. 

 

En tanto, Nicolás del Caño manifestó que "el gobierno echa mano al aparato judicial adicto de los Bonadio. Mientras crece el rechazo al robo a los jubilados intentan disciplinar y cambiar la agenda mediática con medidas de persecución política a opositores".

 

"¿Traición a la Patria?"

El diputado del Frente Renovador, Felipe Solá, calificó como "una locura" que solo un "no-juez" como Bonadío pueda usar para hacer los deberes y vengarse y se cuestionó: "¿Traición a la Patria?. Agregó que el memorándum con Iran tuvo "pobreza de resultados" y que fue una "pésima idea".

 

 
En tanto, el Movimiento Evita manifestó su "absoluto repudio ante las detenciones arbitrarias que  se vienen llevando a cabo, porque no respetan el debido proceso y  carecen de sustento legal" y agregaron que "se encuadran en el marco de una persecución sistemática  contra líderes de la oposición política, social y sindical,  violando las garantías elementales que fija nuestra Constitución  Nacional".