Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

El gobierno dejó en claro que el escándalo en torno a la empleada doméstica del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, no le costará el puesto al funcionario. Triaca, a quien el gobierno le pidió que tomara vacaciones para salir del foco de la tormenta algunos días, está cuestionado por haber designado a su empleada doméstica en una delegación del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), además de haber trascendido una conversación en la cual la insultaba. "Sandra, no vengas, eh. No vengas porque te voy a mandar a la con... de tu madre. Sos una pel...", se escuchó decir al funcionario en el audio que se hizo viral en pocas horas.

El encargado de "bancar" a Triaca fue el jefe de gabinete, Marcos Peña, quien señaló que, más allá del exabrupto, es un "excelente ministro" y lo ocurrido no hace peligrar su permanencia en el cargo.

"Triaca es un excelente ministro y lo respaldamos", dijo Peña, aunque calificó de error el hecho de que el funcionario hiciera designar a su empleada doméstica Sandra Herrera en la delegación del SOMU. El ex secretario general de este gremio, Omar "Caballo" Suárez, hoy preso acusado de irregularidades varias, incluso denunció esta semana a Triaca ante la Justicia por esta designación.

Oficina Anticorrupción

En otra derivación del caso, se conoció el viernes que la designación de la empleada de Triaca en el sindicato será investigada por la Oficina Anticorrupción.

El organismo conducido por Laura Alonso confirmó que se limitará a investigar la contratación de la empleada en el mencionado gremio, aunque no intervendrá en el insulto del ministro ni en el hecho de que, según la denuncia, la empleada cobraba parte de sus haberes en negro.

"Triaca me tenía en negro y me metió a trabajar en un sindicato intervenido. Tengo miedo", había asegurado la denunciante en declaraciones radiales.

De esta forma, Triaca será el funcionario número 28 bajo la lupa del organismo encargado de investigar presuntos hechos antiéticos, investigaciones que de momento no registran avances significativos.

El hecho en cuestión se remonta al año pasado, cuando Heredia fue designada en la delegación San Fernando de la intervención del SOMU.

El futuro

Pese a la defensa "de manual" que hizo Peña del ministro, en sectores del gobierno hay malestar por este escándalo, que estalla en momentos en que desde la Casa Rosada se preparan en los próximos meses a una dura batalla con los gremios por la reforma laboral.

En este marco, el rol de Triaca, como interlocutor entre el Ejecutivo y los gremios, queda debiltado. El ministro, de vacaciones en Mar del Plata, analiza su futuro y espera que pase el vendaval.

Por lo bajo, la preocupación en el gobierno es que el miembro del gabinete no sólo está apuntado por la designación de esta empleada en el SOMU, sino que tiene hermanos y parientes trabajando en el Estado.

El ministro, en su descargo, dijo que la denunciante no trabajaba en negro y que estaba registrada laboralmente como "casero". Añadió que "ella tenía la pretensión de tener una oportunidad más de trabajo, se le ofreció hacerse cargo de esa delegación (del SOMU) y lo hizo muy bien. Y cesó su contrato cuando cesó la intervención. Pero nada tiene que ver con una compensación a su trabajo".