El presidente Mauricio Macri se trasladó a Mar del Plata, donde jugó al golf y regresó a la residencia oficial de Chapadmalal, situada a 35 kilómetros de la ciudad balnearia, para pasar los días de Semana Santa.

Macri estuvo en la sede de Mar del Plata Golf Club, de Playa Grande, durante la tarde, que estuvo soleada, y compartió algunos partidos con otros golfistas.

El mandatario, disfrutando del receso.

El Presidente se trasladó durante la mañana a Chapadmalal junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia. Llegó, minutos antes de las 11 al aeropuerto internacional “Astor Piazolla” de Mar del Plata, a bordo del avión Tango 10, que había partido del aeroparque metropolitano Jorge Newbery; luego fue trasladado en helicóptero al chalet presidencial de Chapadmalal.

Es la tercera vez que el primer mandatario visita ese complejo turístico en lo que va del año, luego de haber pasado allí el feriado de Carnaval y haber realizado un retiro de trabajo junto a los integrantes del gabinete nacional y otras autoridades.

Macri tiene previsto regresar el domingo por la tarde a la residencia de Olivos, donde el lunes recibirá a los familiares de los caídos en Malvinas que viajaron el lunes a las islas a visitar las tumbas de sus seres queridos, al conmemorarse el Día del Veterano y los Caídos en la guerra de 1982.

Fuente: Télam