La titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, cuestionó duramente al ministro de Economía, Martín Guzmán, a quien responsabilizó de la actual situación económica de la Argentina y awguró que querría "trompearlo".

"Guzmán, que es un descarado, es un hijo de buena madre. Yo, la verdad, a veces me da ganas de tenerlo cerca para trompearlo", aseguró Bonafini, al pronunciar un discurso durante una actividad de las Madres en Plaza de Mayo.

La dirigente insistió dicéndoles a los presentes: "Les juro, me da ganas de pegarle en esa cara de piedra que tiene cuando habla, que parece que nos está diciendo que nos va bien, cuando nos aprieta cada vez más la soga. Es un descarado".

La referente de derechos humanos, de 93 años, consideró también que Guzmán "parece ministro de los yanquis", a la vez que se refirió al último viaje que realizó a Washington, para reunirse con autoridades del FMI y funcionarios de otros países: "No se sabe qué carajos hace viajando, yendo y viniendo, no se sabe qué arregla", se quejó.

En esa misma línea, Bonafini criticó al presidente Alberto Fernández por la designación del ministro y por el rumbo del país: "Nos mienten el Presidente y él, los dos nos mienten. Nos están poniendo la soga en el cogote, va a aumentar todo y no vamos a tener sueldo para vivir.
Acuérdense. Nos va mal, nos va mal"
.

"Cristina presidenta vitalicia"

Por otra parte, Bonafini expresó su deseo de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner estuviera "para siempre", y la definió como una política "brillante".

"Por suerte tenemos esta Presidenta que la queremos Presidenta para siempre, vitalicia, nuestra querida Cristina que, aunque sea lo que sea, va a ser Presidenta siempre en nuestro corazón. Es brillante en lo que hace y nos da mucha esperanza", afirmó la dirigente.

Por último, volvió a cuestionar al Presidente al sostener que "patea para el otro lado" y no "para el que prometió", por lo cual añadió, a modo de conclusión: "No cumple nada de lo que dijo"