En el medio de las movilizaciones oficialistas en apoyo a la vicepresidenta Cristina Kirchner con relación a la Causa Vialidad, el diputado nacional del Frente de Todos, Hugo Yasky, consideró que la dirigente Kirchnerista se lanzará como candidata para las elecciones presidenciales del 2023. 

"Ayer —por este sábado— fue una jornada maravillosa, el pueblo comprendió que tiene que estar cerca de Cristina. Yo creo que Cristina va a ser la candidata del oficialismo", afirmó Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), en declaraciones radiales.

Tras varios días de vigilia en apoyo a la ex presidenta en Recoleta, más precisamente entre las calles Juncal y Uruguay, donde reside en la actualidad, la zona fue vallada el sábado por el Gobierno porteño y despertó la ira de los militantes que se encontraban en el lugar. 

 

Esa situación derivó en enfrentamientos entre la Policía de la Ciudad y los manifestantes, que se acercaron a la zona junto a la presencia de funcionarios y dirigentes, como Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Juan Grabois y Mayra Mendoza, entre otros.

"El instinto represivo de (Horacio Rodríguez) Larreta hizo que se agigante el apoyo a Cristina. La historia nos enseñó sobre la proscripción y el uso de la fuerza", remarcó Yasky.

Rodríguez Larreta, por el contrario, responsabilizó a los militantes presentes en las inmediaciones del hogar de la ex presidenta de la Nación, y dijo que hubo "escenas de violencia que no son aceptables para la convivencia democrática", por lo que "la Policía actuó con firmeza y con profesionalismo".

 

Cristina Kirchner
Cristina Kirchner le habló a una multitud apostada en el barrio porteño de Recoleta.

La tensión duró varias horas hasta que la propia vicepresidenta salió de su casa y habló en un improvisado escenario, que se congregó en su apoyo luego de que el fiscal Diego Luciani pidiera a la Justicia condenarla a 12 años de prisión y la inhibición perpetua a ocupar cargos públicos en el marco de la causa Vialidad.

"La violencia fue provocada por odio al peronismo. No toleran el amor y a la alegría de los peronistas", apuntó Cristina y cargó contra la oposición: "No repitan experiencias de las cuales después todos tenemos que lamentarnos, ha habido demasiada sangre en la Argentina".

 

Sin embargo, sobre el final, buscó calmar los ánimos: "Vayamos a descansar que ha sido un largo día". Yasky, por último, analizó que "lo de ayer trasciende la minoría intensa que el partido ya tiene tomada", y llamó a la unificación del peronismo detrás de Cristina para evitar el regreso del macrismo.

"La oposición ya anunció ajustes brutales en los primeros 100 días. Eso hace que muchos peronistas que estaban en un punto gris sientan que se tienen que quedar acá para no ir a un país con mayor conflicto social", concluyó.

Ver comentarios