Por Christian D´Alessandro
(Abogado previsionalista y periodista especializado en personas mayores)

La gestión de Mauricio Macri quedará en la historia en materia previsional como una de las etapas más negras después del recorte del 13% a los jubilados llevada a cabo por el gobierno de Fernando de la Rúa.

Si bien, al inicio de su presidencia se intentó vender a la ley de “Reparación Histórica” como la solución al problema que aquejaba a los trabajadores pasivos respecto de los juicios por reajustes, ésta terminó siendo un fiasco que, lejos de resolver la situación, abrió las puertas para la reforma previsional que pulverizó el salario a los 17 millones de vulnerables (incluyendo las asignaciones universales, las pensiones no contributivas y las prestaciones previsionales).

Según la Defensoría de la Tercera Edad el valor de la canasta básica de los jubilados a octubre de 2019, rondó los 37.815 pesos y se estima que, al cerrar el año, alcance los 40.000; muy lejos de 14.067 pesos que cobrarán a partir de este mes los más de 3,5 millones que perciben la mínima.

Por otra parte, los gastos en medicamentos subieron hasta un 100 por ciento en un año, según el INDEC. La inflación de los remedios, conforme lo analizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), trepó durante el período comprendido entre diciembre de 2015 y octubre de 2019 el 457 por ciento para el público en general y el 297 por ciento para los afiliados a PAMI; muy por debajo de lo que aumentó el salario de la clase pasiva en igual tiempo.

En este contexto, la situación de fragilidad que atraviesa la tercera edad es muy difícil. El 51% de los mayores están empeñados y la ANSES otorgó cerca de 1,4 millones créditos entre jubilados y pensionados, los que fueron consumidos para gastos corrientes y el pago de deudas.

Con éste diagnóstico casi agónico tendrá enfrentarse Alberto Fernández el 10 de diciembre cuando asuma la presidencia. Sin duda, el próximo gobierno afrontará la difícil tarea de recomponer el bolsillo y los derechos de cada uno de los sectores más castigados por el gobierno de Cambiemos.

El primer compromiso que deberá tomar Fernández es el de restituir los medicamentos gratuitos y el de recomponer los haberes previsionales tal como prometió en campaña. Además, quienes ocupen la conducción de las dos instituciones más importantes en la protección de las personas mayores, como es el PAMI y la ANSES, deberán humanizar el sistema, devolviendo la dignidad a nuestros jubilados que no es ni más ni menos que lo que el modelo neoliberal de Mauricio Macri les destruyó.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos