Sin acuerdo en los principales puntos que se discutieron cerró la cumbre de la Organización Mundial de Comercio ( OMC) en Buenos Aires.

El director general del organismo multinacional, Roberto Azevedo, remarcó su "decepción" por la falta de un texto consensuado final, algo que sí se había logrado en los últimos encuentros del grupo, pese a las notables diferencias entre sus miembros. "La actitud tendrá que cambiar si queremos progresar; es decepcionante que el apoyo político que dio impulso a la apertura de la MC11 (con las presencias de los presidentes de Brasil, Paraguay y Uruguay) no se haya traducido en acciones", lamentó.

Al malestar se sumó más tarde la ministra de Comercio de la Unión Europea, quien consideró que la conferencia de Buenos Aires "fue una oportunidad perdida. Fracasó en lograr el mínimo consenso".

Azevedo realizó esas declaraciones en una conferencia de prensa que ofreció junto a la ex canciller argentina Susana Malcorra, quien estuvo a cargo de las negociaciones y la búsqueda de consensos durante las tres jornadas de arduo debate.

"Todos los que siguieron las discusiones de Ginebra sabían que los progresos a largo plazo serían difíciles: exigían un salto en las posturas de los miembros, que no sucedió", reseñó el brasileño.

Lo que se puede

El funcionario fue tajante al considerar que "si la OMC no mejora la vida de los más pobres ni da a los más pequeños posibilidades de competir, no está cumpliendo su cometido". Y sentó postura sobre la intransigencia en varios puntos: "Hay que tener presente que el multilateralismo no significa obtener lo que uno quiere, sino lo que es posible obtener".

Por su parte, Malcorra admitió su pesar porque "sin dudas, nos hemos quedado cortos. No es cuestión de tapar el sol con la mano".

La funcionaria del gobierno nacional había señalado antes del inicio de la reunión que llegar a un acuerdo sería difícil, dadas las posturas enfrentadas entre quienes buscan una mayor apertura del comercio mundial y otros, como Estados Unidos, que apuestan al proteccionismo para fortalecer su economía.