La marcha convocada este miércoles por el dirigente camionero Hugo Moyano contra las políticas del Gobierno nacional concluyó pasada las 15.30 con el discurso del sindicalista, quien dijo que, ante las causas judiciales, se defiende solo "porque tengo pelotas", en un acto que además contó con la participación de sindicatos y organizaciones sociales vinculados con el kirchnerismo y sectores de izquierda, como La Cámpora y el Polo Obrero. 

 

Los discursos

Desde el palco central ubicado en la avenida 9 de Julio y Belgrano, en el centro porteño, Hugo Moyano aclaró que ante las causas judiciales se defiende solo "porque tengo pelotas" y le dedicó un mensaje al presidente Mauricio Macri: "No siga llevando adelante políticas que hambrean a la parte más sensible de la sociedad". 

Ante una multitud en la avenida 9 de Julio, el acto comenzó pasada las 14.45 con las palabras de uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, Oscar Schmid, quien aseguró: "En estos dos años, lo único que logró este Gobierno es que los trabajadores perdieron poder adquisitivo. El Gobierno logró endeudar al país de manera infinita y que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres". 

Luego, el dirigente bancario Sergio Palazzo sostuvo que "violencia es robar a los jubilados y cuando le sacan a los trabajadores para dárselo a los ricos. Violencia es poner techo a las paritarias. La clase trabajadora está de pie".


Sobre la ausencia de varios sindicalistas de envergadura, Palazzo, quien es un gremialista cercano al kirchnerismo, manifestó: "Pueden faltar dirigentes de algunas organizaciones, pero los trabajadores están acá, en la calle diciendo basta al ajuste".

Contra el Gobierno, el diputado del Frente para la Victoria y titular de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, sostuvo: "Este día va a quedar en la historia como el día de la unidad de los trabajadores y la dignidad de los que no nos ponemos de rodillas ante un Gobierno de patrones. Si quieren buscar ladrones, le pasamos una dirección: Balcarce 50. En la Rosada están los ladrones y ahí los tienen que ir a buscar", remató.


A la hora de expresar su respaldo a Moyano por su situación judicial, tanto Yasky como Palazzo y el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, denunciaron una supuesta persecución al líder camionero y a otros sindicalistas. 

Además, Micheli propuso hacer un paro nacional mientras que el secretario general de la CTEP, Esteban Castro, dijo que "el papa Francisco ha demostrado que siempre está con los pobres. Viva el papa Francisco". 

A pesar de las diferencias políticas entre los sectores de la oposición, asistieron a la marcha convocada por Camioneros varios dirigentes kirchneristas como Máximo Kirchner, Eugenio Zaffaroni, Agustín Rossi, Fernando Espinoza, Martín Sabbatella, intendentes bonaerenses peronistas, el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez y varios referentes de izquierda.

La movilización, liderada por el sindicalista camionero, contó con el acompañamiento de los bancarios, los estatales porteños, la CTA, el Partido Obrero, la Corriente Federal, el Suteba, los movimientos sociales de Barrios de Pie, CCC, y CTEP, Fetera, Sutca y los trabajadores del subte y el premetro.

Comienzo de la congregación

Columnas de manifestantes enrolados en el gremio de Camioneros, la Corriente Federal de Trabajadores, las dos CTA, movimientos sociales y sectores políticos como el kirchnerismo y la izquierda se congregaron a lo largo de la avenida 9 de Julio donde, a partir de las 15, comenzó el acto sobre el escenario montado de espaldas al ministerio de Desarrollo Social, en la intersección con la avenida Belgrano.
 



 
 


Operativo de Seguridad

Personal de Tránsito y Policía de la Ciudad. Serán los encargados de controlar a las masas. (Télam)

El Secretario de Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, afirmó que no permitirá que "se generen disturbios" ni se produzcan "daños a bienes" públicos durante la marcha sindical que se realizará este miércoles sobre la Avenida 9 de Julio.

"No se va a permitir nada que dañe bienes ni genere disturbios", advirtió. "El límite son los violentos", avisó el funcionario, que agregó: "Nosotros vamos a estar cerca por cualquier desborde que se pueda producir".

Muchos micros que se dirigen desde el interior del país hacia el acto en Capital, fueron demorados por exhaustivos controles de tránsito.

 

Más actos de protesta en el país

Las centrales obreras regionales de las provincias de Córdoba, La Pampa y Jujuy marcharon este miércoles por las calles de las capitales de esas provincias junto a organizaciones sociales para protestar contra el Gobierno nacional, pero sus principales referentes aclararon que la manifestación no apoyó al líder camionero, Hugo Moyano

En otras provincias también se realizaron diferentes actos en los que cada sector gremial, acompañado por partidos políticos opositores, expusieron sus peticiones particulares en cada distrito aunque en todas las grandes ciudades se reclamó por los despidos, la reforma previsional, las paritarias y las políticas económicas, entre otras.

En Córdoba, dirigentes de la CGT regional y la CGT Rodríguez Peña marcharon por las calles del centro de la ciudad bajo la consigna "No a la reforma laboral, no a la reforma previsional"
Leyeron un documento crítico en el que se afirmó que "el declarado intento de poner un techo a las paritarias y la negativa a aceptar el mínimo reaseguro que constituye la cláusula gatillo, profundiza el deterioro de los salarios".

Uno de los oradores del acto, el líder del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), José Pihen, sostuvo que "han sido públicos" los reclamos "en los últimos dos años". "Es básicamente en contra de las políticas, nosotros no dependemos de Moyano", remarcó.

En tanto, en La Pampa una columna de militantes políticos, dirigentes gremiales, organizaciones sociales se movilizó por Santa Rosa, donde la consigna fue movilizarse contra el ajuste aunque los organizadores se encargaron de aclarar que no era una protesta para adherir al líder de los camioneros.

En la capital pampeana los referentes de la CGT, la CTA y las organizaciones sociales y estudiantiles, remarcaron que la protesta fue "contra la política de ajuste del gobierno nacional" y se despegaron de la convocatoria de Moyano. 

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) de Jujuy, Carlos Santillán, afirmó que "esta marcha no es de Moyano, es del pueblo y los trabajadores. Con Moyano que haga lo que quiera el Gobierno, pero al pueblo argentino no puede hacerle lo que quiere", remató.