Por quinto día consecutivo, militantes de diversas organizaciones sociales, políticas y estudiantiles mantenían este viernes una vigilia frente al domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el barrio porteño de Recoleta, donde instalarán desde este sábado una feria de la economía popular.

La vigilia de los manifestantes comenzó el último lunes después de que el fiscal Diego Luciani solicitó un pedido de condena a doce años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos, como parte de las audiencias por el juicio de la Causa Vialidad.

En la noche del jueves, en tanto, una multitud que se congregó en un Cabildo Abierto organizado por el PJ porteño y marchó hacia el domicilio de la Vicepresidenta, ubicado en la intersección de Juncal y Uruguay.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a la salida de su casa en Recoleta (Télam).

Desde hace cinco días, los manifestantes se mantienen de esta forma en "estado de alerta y movilización" frente al domicilio de la expresidenta, en consonancia con lo resuelto por el Partido Justicialista (PJ) en distintas regiones del país.

En el lugar mantenían su presencia militantes de la organización política La Cámpora, de Peronismo Militante, la organización Descamisados, Kolina, la Corriente Lealtad, y de la Federación de Trabajadores de la Economía Social (Fetraes), que conduce Eduardo Montes.

También hay representantes de la Corriente 13 de abril, que conduce el ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa; de la Corriente Nacional Martín Fierro, de la organización Barrios Populares de la CTA, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), Frente Social Peronista (FSP) y del Partido Piquetero, que encabeza el diputado (FdT) Juan Marino.

 

Están presentes además afiliados a distintos sindicatos, movimientos sociales y de agrupaciones de estudiantiles.

Ver comentarios