Mauricio Macri, brindó unas breves palabras ante las autoridades que participaron de la Tercera reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20.

“El G20 es mucho más que una Cumbre de Líderes: es un proceso gradual de diálogo pluralista y negociación global. Las conversaciones que se desarrollan en este foro tienen impacto en cada uno de los ciudadanos de nuestros países”, afirmó el mandatario sobre el cierre del encuentro de dos días en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) de la ciudad de Buenos Aires.

Ante los 57 jefes de delegación, entre ministros, presidentes de autoridades monetarias y titulares de organismos internacionales, Macri pidió trabajar en conjunto “para generar un crecimiento más inclusivo”.

El mandatario subrayó en su mensaje, que expuso en idioma inglés, que en la Argentina "estamos sentando las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo" y puso de relieve que "los argentinos han entendido que el cambio no se produce mágicamente de un día para el otro".

En ese sentido, destacó los avances en las reuniones previas a la Cumbre de Líderes porque “permiten crear confianza, forjar vínculos entre los funcionarios y desarrollar agendas de cooperación multilaterales”. De cara a la cita de mandatarios, que se realizará el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, en Buenos Aires, pidió un comunicado conciso, redactado en un lenguaje claro, para poder “llegar a esos hombres y mujeres que se levantan todas las mañanas para dinamizar” la economía.

El presidente también aprovechó el momento para agradecer el apoyo internacional a la Argentina, indicando que “la comunidad internacional nos ha dado un fuerte apoyo”, y alentó a los jefes de delegación a seguir generando resultados concretos que reflejen la “eficiencia y relevancia del G20 para el mundo”.

Luego, Macri indicó: “Aunque la tasa de crecimiento este año no aumente como lo habíamos esperado, estoy seguro que vamos a acelerar el ritmo de crecimiento el año próximo” y recordó: “Hace algunas semanas tuvimos que hacer frente a algunas turbulencias debidas a volatilidades externas y algunos factores internos pero logramos navegar por estas aguas agitadas y mantener el rumbo”.

El mandatario recordó que la presidencia argentina del G20 ha elegido "tres prioridades que se proyectarán y que colocan a las personas en el centro de la discusión": el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo y un futuro alimentario sostenible"

Macri abogó en favor de que el debate continúe y permita que la declaración final de los líderes exprese "un mensaje claro para llegar a esos hombres y mujeres que se despiertan temprano todas las mañana para dinamizar nuestras economías".

Después de su intervención en la sesión, el presidente mantuvo una serie de encuentros bilaterales con algunos de los ministros extranjeros. Luego, conversó, por separado, con el ministro de Hacienda y Finanzas de Chile, Felipe Larraín; el ministro de Economía de Francia, Bruno Le Maire, y el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin. El viernes, antes del inicio de la ministerial, Macri había recibido a Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, en la residencia presidencial.