El ministro de Economía, Martín Guzmán, rechazó cualquier posibilidad de que el gobierno inicie un camino de dolarización del sistema monetario, reemplazando el peso por la divisa estadounidense.

"Dolarizar es un delirio. Es algo que ni siquiera consideramos como opción", dijo el titular del Palacio de Hacienda en una entrevista concedida este miércoles a la señal TN.

"Dolarizar es dar por perdida la oportunidad de construir un Estado en serio. ¿Cómo les fue a los países que lo hicieron? ¿Vos ves algún país que haya podido desarrollarse en serio?”, profundizó.

Con esos conceptos, Guzmán rechazó cualquier viabilidad de algún proceso como propugnaron en su momento los diputados de La Libertad Avanza, Javier Milei, y de Juntos por el Cambio, Alejandro Cacace, quien había presentado un proyecto de ley en ese sentido.

De todas maneras, el ministro admitió que la pérdida de valor del peso y la inflación son problemas consuetudinarios. “Argentina tiene problemas históricos de alta volatilidad y buscamos que se pueda dar vuelta la página. Buscamos una Argentina dinámica y con mayor estabilidad. Trabajamos con la tranquilidad de estar haciendo todo para que Argentina sea más fuerte y tenga más posibilidades”, señaló.

Qué dijo Martín Guzmán sobre la inflación

Sobre el índice de precios al consumidor de abril, que se conocerá este jueves, Guzmán admitió que "va a ser menor que en marzo, pero va a ser malo en cuanto a lo que apuntamos. La inflación es un mal para el funcionamiento del sistema económico y hay que atacarla de manera decidida y consistente. Eso no se resuelve en cinco minutos, requiere fuerza en la implementación de un plan económico”.

“En Argentina la inflación tiene un componente doméstico que es importante y que hay que atacarlo. Pero ojo, es el principal problema que tiene el mundo por estos días. Países que antes no tenían inflación ahora tienen índices de dos dígitos", agregó.

También admitió que los "ruidos" sobre la tensa situación interna en el oficialismo complican el combate contra la suba de precios. "Hay cuestiones en las que hay diferencias de ideas y se da este debate, que es poco habitual que sea público en la Argentina. Reconocemos que mayor fortaleza política y mayor orden contribuyen a que las expectativas estén más calmadas", dijo Guzmán.