Este miércoles se cumplen 45 años del inicio del último golpe de Estado en la Argentina, en el que se derrocó a la entonces presidenta María Estela Martínez de Perón y como cada año, aunque en menor pedida por la pandemia del coronavirus, partidos de izquierda, organizaciones políticas, sociales, gremiales y de derechos humanos que integran en el Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia, salieron a la calle.

En la Ciudad de Buenos Aires, todo comenzó en el Congreso y tiene como punto de encuentro Plaza de Mayo. También hubo grandes concentraciones a lo largo y ancho del país.

La movilización fue convocada por el Frente de Izquierda de los Trabajadores, encabezado por Nicolás del Caño, el Polo Obrero y Nuevo Más, liderado por Manuela Castañeira.

El MST marchando hacia Plaza de Mayo.

Al igual que pasó en 2020, las principales agrupaciones de Derechos Humanos decidieron suspender los actos que se hacen en las plazas dado el contexto de pandemia. 

Esto ya lo habían adelantado en un comunicado el 18 de febrero, y lo terminaron confirmando este martes, en un acto que encabezó el presidente Alberto Fernández en el Museo del Bicentenario, donde se homenajeó a Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

Imágenes de la masiva concentración en Plaza de Mayo

Libres del Sur presente en Plaza de Mayo.
Quince cuadras de cola desde el Congreso a Plaza de Mayo y un mismo reclamo, Justicia.