El Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina ( CTA), Pablo Micheli, dio un enérgico discurso sobre el escenario montado en la Plaza de Mayo donde se brindó el acto de cierre del paro nacional.

"A poco de asumir Macri sabíamos qué política iba a aplicar: una de persecución de los trabajadores y de hambrear el pueblo argentino", comenzó diciendo el líder gremial al tiempo que deseó: "En octubre tiene que llegar al poder un compañero o una compañera que esté del lado de los intereses de los trabajadores y jubilados".

LEÉ TAMBIÉN: Manifestantes coparon Plaza de Mayo contra el ajuste y el desempleo

"Si empujamos todos juntos se para el ajuste. Estos dirigentes que deberían estar con nosotros movilizando en la calle. No se puede dar la espalda cuando hay un ajuste como este, eso es lo que cometen los dirigentes de la CGT no se si son boludos o son traidores. Pero si no lo son tienen la posibilidad de repensar y replantearse porque no vamos a derrotar sin unidad", analizó Micheli sobre la ausencia de la Confederación General del Trabajo en este paro.

LEÉ TAMBIÉN: Pablo Moyano: "Este gobierno no escucha al pueblo, acá hay hambre"

Por último y en la misma línea, agregó: "Necestamos ser millones Macri no es boludo, es peligroso. Este tipo tiene todo areglado con FMI". "No hay tiempo para relajarse son tiempos de mucha lucha queremos que vuelva le peronismo y un gobierno nacional y popular. Hay que ganar la calle y no abandonar la lucha.
"Hay que ayudar a que Cristina llegue a presidenta, si abandonamos la calle no vuelve. Hay que acompañar el camino a las eleccciones".