La defensa del ex canciller Héctor Timerman presentó ante la Justicia documentación que acredita que el difunto fiscal Alberto Nisman había aprobado las negociaciones entre la Argentina e Irán, impulsadas por Interpol, para un entendimiento sobre la investigación por el atentado contra la AMIA.

El abogado de Timermann, Alejandro Rúa, entregó al juez federal Claudio Bonadio copias de dictámenes de Nisman en los que, ante las tratativas en ciernes con el gobierno iraní, mostraba su "beneplácito" y las consideraba "altamente constructivas".

La presentación se produjo apenas horas antes de que el fiscal federal Gerardo Pollicita presente un dictamen en el que prevé pedir las indagatorias de Timermann y de la ex presidenta Cristina Fernández por "traición a la patria" por aquellas negociaciones.

En la documentación aportada por Rúa, consta "la propuesta que entonces hicieran las autoridades iraníes a la Secretaría General de Interpol para la realización de reuniones para discutir la futura cooperación en este tema, la invitación cursada por Interpol para que las autoridades (argentinas) indiquen su disponibilidad para participar de dichas reuniones y la respuesta favorable que el entonces fiscal Nisman diera".

Nisman, según un documento fechado el 27 de febrero de 2008 y recién ahora incorporado a la investigación, expresaba: "En relación con la propuesta formulada por Teherán de mantener reuniones con su similar de Buenos Aires para discutir la futura cooperación en esta investigación, toda medida que implique una cooperación que tenga por objeto materializar y dar respuesta eficaz a los requerimientos formulados por la justicia argentina, esta Unidad Fiscal la recibe con beneplácito y la encuentra altamente constructiva".

El documento presentado por la defensa de Timerman alude a "la propuesta cursada por las autoridades iraníes y transmitida por nuestra Cancillería para conocer 'la disponibilidad de la parte argentina para la constitución de un comité jurídico mixto que pudiera resolver las ambigüedades y malos entendidos que, en su opinión, rodean a la instrucción de la causa'".

Esa suerte de negociación bilateral, según se desprende de la documentación, fue propiciada por Interpol, y aclaraba que de esa manera se "podría trazar una suerte de hoja de ruta, o acordar un memorándum de entendimiento que permitiría avanzar concretamente en la resolución del caso, en orden a la voluntad que se expusiera de 'negociar un amplio marco de cooperación judicial entre ambos países'".

Ese virtual aval de Nisman al inicio de las negociaciones para lo que finalmente fue la firma del Memorando de Entendimiento incluyó desde el vamos la posibilidad de "proponer un texto borrador para consideración" de ambos países, lo que finalmente ocurrió y fue aprobado en la Argentina, mas no en Irán.

Fuente: Télam