Por Luis Autalán 
@luisautalan

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, decidió no homologar el acuerdo salarial que refrendaron el sindicato de camioneros que conducen Hugo y Pablo Moyano y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac). El mismo se había suscripto en acta por el 23 por ciento y válido hasta diciembre próximo, con proa al mismo valor para el segundo tramo de seis meses y coronar la pretensión del tradicional bono de los chóferes a cotización de 20.000 pesos.

La reacción de Pablo Moyano fue terminante: "habrá que pregutarle al ministro Sica si está buscando un conflicto, porque el acuerdo entre partes está cerrado. Quizás él tenga que repensar sus decisiones ya que por ejemplo hace algunos días en la OIT consideró que los salarios le están ganando a la inflación, justo cuando horas después se anunció oficialmente que el desempleo trepó al 10,1%. Quizás está nervioso o confundido".

En esos términos el dirigente respondió, considerando lo complicado del escenario laboral bajo la gestión Cambiemos y "que las organizaciones sindicales que acuerdan, dentro de sus posibilidades, en los valores que pretende el gobierno tienen homologación casi automática hasta con foto".

En comunicación con Crónica, desde el ministerio resaltaron que "las partes presentaron en mesa de entradas un acuerdo firmado fuera del ámbito del Ministerio de Producción y Trabajo. El mismo será recibido y se le realizará el control de legalidad correspondiente previo a su homologación".