La puja entre los sindicatos docentes y el gobierno provincial parece no tener una definición en el corto plazo. Por eso, ambos sectores continúan jugando sus cartas más fuertes. Mientras que el frente ratificó el paro para el próximo miércoles, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, reiteró que "se les descontará el día" a quienes no dan clases.

En diálogo con radio Mitre, el funcionario de María Eugenia Vidal dijo que ven "intransigencia" por parte de los gremios docentes, y que el anuncio del paro era seguramente "una decisión ya tomada" antes de la reunión. "Nos desanima un poco porque encontramos cierta rigidez, cierta intransigencia del otro lado para rechazar ocho propuestas diferentes, donde siempre tratamos de poner algo más que la anterior", sostuvo Lacunza.

Consultado sobre un posible rechazo de las bases docentes si los gremios aceptaban la propuesta, fue escéptico. "Si las bases tiene tanto peso (los gremios) no podrían tomar la decisión (del paro) un minuto después de salir de la reunión sin consultar a nadie", respondió.

Sobre la propuesta del pasado viernes, el ministro detalló que, "como no nos poníamos de acuerdo con la expectativa inflacionaria anual, les propusimos un acuerdo corto a junio y el 12 de julio nos volvemos a juntar, y aun así no fue aceptado". En cuanto a la cláusula gatillo que reclaman los docentes, dio los motivos del rechazo oficial. "Tuvimos 50 años de alta inflación inestable. En esos 50 años se hicieron paritarias, y la cláusula gatillo se usó sólo el año pasado", recordó.

Además, señaló que "la cláusula gatillo no es recomendable cuando la inflación está en descenso, porque extiende, generaliza y hace más pegajosa la inflación cuando está bajando".En ese sentido consideró que esa mecanismo de ajuste por inflación "no hay que endiosarlo o demonizarlo" porque es sólo "un instrumento" como otros.

Por otro lado, confirmó que los días que los docentes no trabajen se les descontarán, y que Vidal otorgará a los docentes un nuevo adelanto de aumento salarial que llegará al 8% en marzo, pese a que los gremios rechazaron la nueva propuesta del 10% de aumento para el primer semestre y convocaron a un paro para el miércoles.

Al respecto, el pasado sábado Gabriel Sánchez Zinny (Educación) dijo que las autoridades van a "descontar los días de paro, como se viene haciendo".