Luego de la marcha encabezada por el campo, bautizada por algunos como “tractorazo”, el Gobierno de Alberto Fernández criticó a la oposición por participar masivamente en dicha manifestación. En particular, desde el oficialismo calificaron negativamente el accionar de dirigentes como Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Ricardo López Murphy, Patricia Bullrich y Diego Santilli, entre otros.

En concreto, fue Gabriela Cerruti, portavoz de la administración gobernante, quien se encargó de “contestarle” a este grupo de dirigentes. "Lamentamos que dirigentes de Juntos por el Cambio que se proclaman republicanos hayan encabezado hoy una manifestación cuyo documento final caracteriza al Gobierno legítimamente elegido por el pueblo como 'vándalos y usurpadores' y a los gobernadores como 'indigna alianza de vasallaje feudal'", expresó.

A su vez, criticó en particular a los dirigentes del PRO por no contribuir a la “convivencia democrática”. "Esto demuestra claramente las motivaciones políticas, y la decisión de Juntos por el Cambio de defender unívocamente a un puñado de empresas que se benefició de manera inesperada con la guerra en Ucrania".

"La movilización organizada alrededor de una caravana de tractores protestó contra un proyecto de ley que aún no conocen y que no los involucra, ya que no hay productores que hayan facturado más de mil millones de pesos el último año", agregó la portavoz del Gobierno.

Por último, Cerrutti aseguró que “una vez más, como siempre lo han hecho, promueven la concentración del ingreso en manos de unos pocos y en desmedro de millones de argentinos", advirtió Cerruti.

En cuanto a la oposición, dirigentes de alto perfil de Juntos por el Cambio que muchos ven como “presidenciables”, estuvieron presentes en la marcha. Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta se mezclaron entre la gente. A su vez, tampoco faltaron Ricardo López Murphy, Diego Santilli, Jorge Macri y José Luis Espert , entre muchos otros.

 

El tractorazo del campo

En la tarde del sábado 23 de abril, aproximadamente unas 50.000 personas se movilizaron para mostrar su apoyo al campo, en particular reclamando una menor presión fiscal y una menor intervención del estado en su rubro.

En la tarde del sábado 23 de abril, aproximadamente unas 50.000 personas se movilizaron para mostrar su apoyo al campo, en particular reclamando una menor presión fiscal y una menor intervención del estado en su rubro.

La manifestación fue convocada para las 15:00 horas y terminaron leyendo una proclama en frente de la Casa Rosada. “No hemos venido hasta acá para pedir que nos den una mano sino para que nos saquen las dos de encima. Traemos una proclama sencilla: no estamos dispuestos a seguir financiando la soga con la que nos ahorcan”, exclamó uno de los oradores.

 

 

Ver comentarios