El ministro del Interior, Eduardo 'Wado' De Pedro, se refirió este martes al hallazgo de videos en los que quedaron registradas reuniones de ex funcionarios bonaerenses que promovían el armado de causas contra dirigentes gremiales. Así lo hizo en Crónica HD, donde reveló haber sufrido amenazas e intimidaciones durante el gobierno macrista.

"Nosotros venimos insistiendo hace muchos años que el Estado argentino fue parte de una articulación de persecución política y judicial. La sufrieron dirigentes políticos, empresarios, sindicalistas y opositores", aseguró el funcionario al periodista Chiche Gelblung. "Yo fui legislador opositor al gobierno de Cambiemos y he tenido amenazas, situaciones con mi hijo. Lo mismo ocurrió con diputadas del bloque de Unidad Ciudadana en aquel entonces a la hora de votar leyes. También me armaron causas y hubo agentes de la AFI que fueron a intimidar a familiares", agregó en la entrevista.

Según De Pedro, el video en el que se ve a un grupo de ex funcionarios de la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal "muestra una especie de mesa judicial de segunda línea donde se ve cómo pensaban, orquestaban y articulaban con actores del Poder Judicial".

Duras críticas de Wado de Pedro a Macri

"Nunca se vio en el país una articulación de servicios de inteligencia y organismos nacionales, comandados por el Poder Ejecutivo para perseguir empresarios, futbolistas, sindicalistas... Hemos recibido muchos comentarios de empresarios que tenían sus empresas y que fueron presionados para cederlas a algún sector vinculado a Mauricio Macri", recordó De Pedro en la entrevista. Y continuó en esa línea: "Acordémonos que Macri es un empresario que viene en la Argentina con metodologías muy cuestionadas. No sólo perseguía a empresarios y opositores, también a sus propios familiares y no sólo a los familiares sino también a miembros de su propia fuerza política".

En tono crítico, el ministro del Interior calificó al ex presidente como "un personaje que es peligroso para la política y la sociedad argentina". "Tiene prácticas que poco tienen que ver con el crecimiento de la sociedad", resumió De Pedro.