Hay enfermedades que necesitan tener un rápido diagnóstico para poder realizar el debido tratamiento. Y una de ellas tiene que ver con la celiaquía, de la cual hay que concientizarse para que las personas afectadas encuentren solución a este trastorno alimentario. Para saber de qué se trata, hay que definirla como la intolerancia permanente al gluten, una proteína que se encuentra en algunos cereales como, por ejemplo, trigo, avena, centeno y cebada, y cuyo consumo reiterado provoca la inflamación y la lesión de la mucosa del intestino delgado en quienes la padecen, dificultando la absorción de nutrientes y produciendo déficits nutricionales que pueden derivar en anemia, osteoporosis y pérdida de peso.

¿De qué se trata?

Respecto de la celiaquía, la doctora Valeria El Haj (M.N. 99.291 y directora médica nacional de Ospedyc) relató que "esta patología puede ser sintomática o asintomática. Algunos de los síntomas más comunes son: diarrea crónica, pérdida de peso, deposiciones abundantes y grasientas, dolor abdominal recurrente e inflamación intestinal. Por otro lado, también se pueden presentar síntomas "atípicos", como, por ejemplo, vómitos, constipación, anemia, dolores en los huesos y las articulaciones, calambres, pérdida del esmalte dental y retraso en el crecimiento".

En tanto, es necesario saber que se desconoce cual es la causa exacta de la enfermedad celíaca, debido a que el revestimiento de los intestinos tiene pequeñas áreas llamadas vellosidades que se proyectan hacia afuera en la abertura del intestino, y estas estructuras ayudan a absorber los nutrientes en el organismo.

Cuando las personas con enfermedad celíaca consumen alimentos con gluten, su sistema inmunitario reacciona causando daño a las vellosidades intestinales. Debido a ese daño, las vellosidades son incapaces de absorber el hierro, las vitaminas y los nutrientes en forma apropiada. En consecuencia, pueden presentarse una serie de síntomas y problemas de salud. Uno de los puntos más interesantes es que dicha enfermedad se puede manifestar en cualquier momento de la vida desde la lactancia hasta la adultez avanzada.

En tanto, las personas con familiares que padecen celiaquía están en mayor riesgo de presentar la enfermedad, con lo cual todo apunta a que el factor hereditario es uno de las claves para saber por qué una persona puede tener esa enfermedad.

Trastornos a futuro

Los estudios científicos que se viene llevando a cabo hace varios años indican que las personas con celiaquía son más propensas a tener: trastornos autoinmunitarios como artritis reumatoidea, lupus eritematoso sistémico y síndrome de Sjögren, enfermedad de Addison, síndrome de Down, cáncer intestinal, linfoma intestinal, intolerancia a la lactosa, enfermedad tiroidea y diabetes tipo I.

Por otra parte, según datos del Ministerio de Salud de nuestro país, indican que 1 de cada 100 personas son celíacas. Esta enfermedad, que puede afectar tanto a niños como adultos en cualquier momento de la vida y tiene un componente genético, puede presentarse en varios integrantes de una misma familia.

Algo muy importante a tener en cuenta por padres con respecto a sus hijos o mismo hacia ellos mismos es que hay que consultar a un profesional de la salud si tiene diarrea o malestar digestivo que dura más de dos semanas. Consultar con el pediatra si su hijo está pálido, irritable o no crece, o tiene una barriga y heces malolientes y voluminosas.

Además, hay que asegurarse de consultar a un médico antes de probar una dieta sin gluten, ya que, si suspende o incluso reduce la cantidad de gluten que consume antes de que le hagan la prueba de la enfermedad celíaca, puede cambiar los resultados de la prueba.

Celiaquía: El diagnóstico

En el diagnóstico es clave que el paciente preste atención a la sintomatología que puede aparecer; luego, debido a que los síntomas asociados con la enfermedad celíaca están presentes también en otras enfermedades, es necesario realizar un análisis de sangre para identificar los anticuerpos y confirmar el diagnóstico con una biopsia del intestino, a través de una endoscopia.

"Una vez confirmado el diagnóstico es indispensable realizar una dieta libre de gluten para mejorar los síntomas. Esto significa evitar definitivamente el consumo de aquellos alimentos que contengan esta proteína, teniendo en cuenta que no solo está presente en panes, masas, galletas y pastas, también hay muchos alimentos procesados, medicamentos y artículos de cosmética e higiene personal que lo contienen en pequeñas cantidades", planteó El Haj en cuanto al tratamiento.

Otro aspecto a tener en cuenta es la manipulación de los alimentos, ya que no deben contaminarse con ningún otro producto que contenga gluten. Para ello, es necesario evitar la reutilización de utensilios para la preparación y la cocción de los alimentos, o sea deben utilizarse distintos elementos para que haya contacto entre alimentos.

"Aquellos pacientes que sufren de malnutrición pueden requerir suplementos dietarios para acompañar las comidas. Existe un pequeño porcentaje de personas que no mejora con la dieta libre de gluten (refractarios), en esos casos es necesario realizar un tratamiento médico acorde al caso", finalizó diciendo la profesional.

En 2011, a través de la Ley 26.588, fue declarada de interés nacional la atención médica de la enfermedad celíaca, así como también la investigación clínica y epidemiológica. Según esta Ley, se deben rotular los productos que son libres de gluten, y el Estado se compromete a difundir y estudiar sobre la enfermedad para lograr un diagnóstico más temprano.

Un abanico de malas consecuencias

Si una persona no trata esta enfermedad puede causar lo siguiente: 1) Desnutrición: Esto ocurre si el intestino delgado no puede absorber suficientes nutrientes. La malnutrición puede provocar anemia y pérdida de peso y en los niños, además, crecimiento lento y baja estatura. 2) Debilitamiento de los huesos: La absorción insuficiente del calcio y la vitamina D puede llevar a un reblandecimiento del hueso en los niños y a una pérdida de densidad ósea en los adultos. 3) Infertilidad y aborto espontáneo: La absorción insuficiente del calcio y la vitamina D puede contribuir con problemas reproductivos. 4) Intolerancia a la lactosa: El daño en el intestino delgado podría causar dolor abdominal y diarrea después de comer o beber productos lácteos que contengan lactosa. 5) Cáncer: Las personas con enfermedad celíaca que no mantienen una dieta libre de gluten tienen un mayor riesgo de padecer varias formas de cáncer, incluido el linfoma intestinal y el cáncer del intestino delgado. 6) Problemas del sistema nervioso: Algunas personas pueden presentar problemas como convulsiones o una enfermedad de los nervios de las manos y los pies.

Clasificación de la celiaquía: se presenta de diferentes formas

Existen diversos tipo de celiaquía, las cuales son: 1) Clásica: se caracteriza por síntomas graves de malabsorción, cambios de carácter, falta de apetito, retraso del crecimiento y atrofia grave de las vellosidades en las biopsias del intestino delgado. 2) Pauci: es la forma más frecuente tanto de la edad adulta como de la pediátrica, y puede cursar con síntomas intestinales y/o extraintestinales. 3) Silente: cursa con ausencia de síntomas en personas con predisposición genética para padecer la enfermedad, además de anticuerpos elevados y mucosa intestinal con atrofia de las vellosidades intestinales. 4) Latente: se caracteriza por la existencia de una mucosa duodenoyeyunal normal en individuos que toman gluten en la dieta en el momento de ser evaluados, con o sin anticuerpos positivos. 5) Potencial: son aquellos pacientes que no presentaron alteraciones histológicas características de la enfermedad, pero, dadas las características inmunológicas y genéticas, tienen riesgo de desarrollarla. 6) Refractaria: se refiere a los pacientes que después de retirar el gluten de la dieta siguen presentando síntomas hasta seis meses.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos