No importa que tan jóvenes sean, si un argentino tiene una cuenta de Twitter, lo más probable es que haya visto la cara de Virginia Lagos. La conductora de "Historias de corazón" se convirtió en un amado meme en los últimos años, pero lo que los internautas que comparten su imagen muchas veces no saben, es que se trata de una de las actrices históricas más galardonadas del espectáculo argentino.

Virginia llegó a la televisión casi por casualidad, un llamado del destino que, de hecho, casi deja pasar. Se le abrió una puerta a los 15 años con un concurso de TV en el que la joven había decidido no participar. Fue gracias a su hermana, quien decidió participar en el concurso, que Virginia primero pisó un estudio de televisión. La adolescente la acompañó para mirar, pero una productora la invitó a participar. Primero se resistió, luego ganó. Y a los dos años ya era la revelación en la obra de teatro Pigmalión (1958).

 

 

 

Desde entonces, Virginia no paró de hacer teatro, pero poco a poco fue extendiendo sus capacidades a las otras formas de entretenimiento. Quienes tengan en mente la imagen de Virginia sentada frente a un juego de té en una sala bien decorada les será difícil imaginar que una de sus primeras apariciones en el cine incluyó un desnudo: en la película "La sentencia" (1964), con Emilio Alfaro y Enzo Viena, y dirección de Hugo del Carril.

"Me cuidaban mucho, en esa escena los hizo salir a todos, quedamos obviamente Emilio y yo, el camarógrafo y él, nadie más. ¡Después me vio todo el mundo! Éramos amigos con Emilio, impresionantemente buen mozo", destacó Lagos décadas después, en charla con La Nación. "Me dieron todos los premios", agregó jocosa.

 

Virginia Lago debutó en el teatro a finales de los '50, a los 17 años.

Si de premios se habla, la actriz y conductora tampoco se queda atrás, con más de una docena de premios que lucir en su casa, entre ellos tres Martín Fierro: dos por Actriz de Reparto y uno por Mejor conducción femenina por su programa "Historias de corazón". 

Como a todos en el entorno, la pandemia del coronavirus la obligó a cesar casi en absoluto su actividad. Tanto ella como Héctor Gióvine, su colega y marido desde hace más de 50 años, se guardaron en su casa de Parque Patricios, aunque, siempre inquieta, Virginia confesó salir a "baldear la vereda" todas las mañanas y aprovechar para conversar con los vecinos. "Solo sentí dolor por las muertes, aunque por suerte nadie a mi alrededor enfermó ni falleció", contó a Diario Show.

 

El presente de Virginia Lago, histórica actriz y meme viral

 

Virginia Lago volverá a la televisión este 2022.

 

A más de 60 años de su debut en el entretenimiento argentino, Virginia Lago sigue tan activa como siempre. La histórica actriz no aparece en la televisión desde su último papel en 2017, cuando compuso la villana Myriam Cohen de Kaplan en "Amar después de amar", pero todavía recibe el amor de la gente que pasa por su casa y, al verla en la puerta, retrocede con el auto para preguntar "¿Virginia, sos vos?"

Pero la idea de un retiro no está en los planes de Virginia; todo lo contrario, la actriz tendrá su regreso a la televisión este mismo año con el estreno de la segunda temporada de "Argentina: tierra de amor y venganza". El culebrón histórico regresará a Telefe en los próximos meses y se desarrollará en los coloridos años '80.

A pesar de su incansable trabajo, Virginia nunca descuidó su vida familiar: su vínculo con Héctor Gióvine continúa más fuerte que nunca, una aventura artística de la que surgió una relación que continúa hasta hoy, con dos hijos (Pablo y Mariana) y una nieta (Simona) y decenas de obras compartidas. "Este oficio en común nos hace felices", afirmó Virginia.

Ver comentarios