Mientras Medicina, Psicología o Abogacía, lideran el ranking de las más elegidas, hay una carrera en la que solo se anotaron 37 personas para cursar el Ciclo Básico Común (CBC), este año en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Se trata de Geografía, que a pesar de tener una amplia salida laboral no parece despertar el interés de las nuevas generaciones.

El dato se conoció hace unos meses atrás luego de que las autoridades de la universidad hicieron público el número de ingresantes. Pero la cifra, lejos de mostrar una situación atípica, confirma un escenario que se sostiene en el tiempo: en el AMBA, pocas personas están interesadas en esta tradicional ciencia social encargada del estudio de la superficie de la Tierra.

 

Geografía es una carrera pequeña en general, no es que tenía grandes cantidades de ingresantes y decayó abruptamente. En los últimos 20 años, osciló entre 55 o 60 personas y 30 y pico. No diría que hay una tendencia decreciente generalizada, porque son números que fluctúan año a año entre esas cifras, que se mantienen así desde hace dos décadas”, dijo el geógrafo Jorge Blanco, director del Instituto de Geografía de la UBA.

Sobre los motivos por el cual no es tan elegida, el especialista destacó que los factores son múltiples. En primer lugar, dice, continúa instalada en el imaginario una Geografía más ligada a la visión tradicional de la escuela que a lo universitario y no hay una concepción del geógrafo como profesional, aun cuando muchos profesores de secundaria ya enseñan una geografía renovada.

Además, aclara que no tiene que ver con la propuesta académica, ya que las mayores problemáticas y preocupaciones socioambientales y territoriales en el mundo aparecen trabajadas en la carrera.

 

El Instituto de Geografía de la UBA funciona en el cuarto piso de la Facultad de Filosofía y Letras, ubicado en Puán 480, en Caballito. De los casi 15.000 alumnos que estudian en esa casa universitaria, solo un minúsculo grupo conoce el acceso: una rampa, varias puertas y un pasillo. 

Una carrera nueva de la UBA con mucha demanda laboral: ofrecen sueldos de 250 mil pesos

La extensa oferta de carreras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) cuenta con una en particular que tiene una importante demanda de graduados y las firmas llegan a pagar sueldos cercanos a los 250 mil pesos.

Se trata de la Licenciatura en Ciencias de Datos, la cual estará disponible para cursar en la Facultad de Ciencias Exactas. La creación de esta nueva carrera universitaria es porque las empresas solicitan este tipo de perfil profesional entre sus empleados.

La poca oferta de especialistas en el área genera que el salario se ubique entre los más altos.

Tras un periodo de varios años de preparación, finalmente la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA dio el visto bueno para la carrera que comenzó el último año para los estudiantes interesados.

Ver comentarios