Adrián Martel supo ser uno de los galanes del cine y la televisión argentina, que supo tener sus años de gloria en las décadas de los ‘70 y los ‘80. Sin embargo, un fatídico verano lo llevó a una depresión de la que no se pudo recuperar. ¿Qué fue de la vida de “El Facha”?

Los inicios de la vida de este actor obligan a hacer referencia a su primera frustración, que fue no poder hacer la carrera de Derecho, con la que soñaba. Pero, por su pinta, logró ser un galán de fotonovelas que no tardó en ser solicitado para integrar una obra en la calle Corrientes. 

 

Amante de la noche y un soltero empedernido, Martel siempre estuvo rodeado de mujeres con las que tenía relaciones cortes y que, en su mayoría, no se blanqueaban. Mónica Gonzaga, Amalia "Yuyito" González, Noemí Alan y Sandra Villarruel fueron algunas de ellas. 

Yo soñaba que en ser el galán número 1. Pensaba que la onda era salir con chicas, no casarse, tener muchas mujeres. Vivía de esa fantasía”, había señalado por aquellos años el actor. 

Pese a no ser un gran actor, su pinta lo llevó a rápidamente a los primeros planos de la televisión y a participar de varias películas. Ganó fama, dinero, mujeres, y algunas amistades de renombre. 

Es que Martel tenía una íntima relación de amistad con el capocómico Alberto Olmedo y el campeón mundial argentino de boxeo Carlos Monzón. Era considerado “el amigo de los separados”, porque lo buscaban cuando tenían peleas con sus parejas. 

Con actuaciones en películas como El telo y la tele y Los bañeros más locos del mundo, y en shows como Un día 32 en San Telmo y No toca botón, el actor estuvo casi siete años en la cúspide del espectáculo. Sin embargo, el final comenzó a arrimarse. 

El fatídico verano de 1988 para Adrián Martel

En tan solo pocos días, dos grandes tragedias consumaron el fatídico verano que fue el inicio del final de “El Facha”. Y estos hechos estuvieron relacionados nada más ni nada menos que a sus amigos. 

El primero fue el 14 de febrero, cuando el boxeador asesinó a su pareja Alicia Muñiz, con quien tuvo un hijo: estando borracho al volver de una fiesta, discutió con ella, la golpeó salvajemente y la lanzó desde el balcón de la casa que ocupaba en la ciudad de Mar del Plata. Fue juzgado y declarado culpable a 11 años de prisión por homicidio simple.

 

Seguido, en una mañana de marzo, Olmedo cayó de su departamento del piso 11 del edificio Maral 39, también en La Feliz, luego de una noche de muchos excesos junto a su pareja Nancy Herrera.

Estos dos hechos llevaron a Martel a una depresión que le costó atravesar, más aún cuando algunos allegados del fallecido capocómico relacionaron su muerte con la droga, y acusaron a El Facha de que él sería su proveedor. 

Acusaciones, allanamientos, y finalmente la espalda. El mundo del espectáculo le cerró las puertas y comenzó a tejerse el triste final del actor, a quien acusaron de traficante de drogas, aumentó 15 kilos y salió de las pantallas. 

Durante 3 meses, vivió encerrado en un departamento de Avenida del Libertador. Se la pasaba en el living acostado, fumando, tomando alcohol y pastillas. Se vio obligado a vender cuatro terrenos y su auto para vivir. 

Estuve mucho tiempo sin que nadie me llamara. Pero me cansé de decir que si era productor, tampoco me iban a llamar. Estaba mal de imagen. Los desarreglos me llevaron a una situación en la que estuve tres meses sin salir de mi casa con un pijama puesto”, contó años después. 

Si bien tuvo algunas idas y vueltas años más tarde, el actor falleció en febrero de 2013 a los 65 años. Estuvo en terapia intensiva en la clínica La Providencia por un complicado cuadro de sepsis, que le comprometió varios órganos. Meses atrás, en octubre, había sufrido dos infartos

Ver comentarios