El ex futbolista Ezequiel “Pocho” Lavezzi tuvo un paso de tres años por el fútbol de China, donde amasó una gran fortuna. Se estima que el “sex symbol” de la selección que condujo Alejandro Sabella en el Mundial de Brasil 2014 supo invertir bien los 150 millones de dólares que ganó durante sus temporadas en el fútbol chino.

Los contratos que firmó Lavezzi fueron millonarios ya desde su transferencia de Estudiantes de Buenos Aires, al club del barrio de Boedo, San Lorenzo. Obviamente más grandilocuentes fueron los contratos que firmó en Italia (Nápoli) y Francia (PSG).

Lavezzi le debe todo a Alejandro Mazzoni, su ex representante, quien lo llevó a ganar esas exageradas cifras, que fueron reveladas por Yanina Screpante, su ex novia con quien tiene un litigio legal. Screpante le pidió 15 millones de dólares, un 10% de todo lo que ganó durante sus años de futbolista.

"Quiero aclarar que ese dinero se relaciona con esa parte invisible donde yo cuidaba al hijo, venía muchas veces por año por mucho tiempo y hacía las tareas con el nene. A veces estaba dos o tres veces por semana", contó la ex esposa del Pocho.

El Pocho Lavezzi en el PSG.

La gran oferta llegó. Y no precisamente era una ganga. Lavezzi se fue del Paris Saint Germain (PSG) -quien lo había comprado al Nápoli por 31 millones de euros y le ofreció un contrato de 5 millones de euros por año - y arribó al Hebei Fortune de China por un contrato de 43.500.000 millones de dólares. A ese dineral se le sumó todo lo anterior.

De todo ese dinero ganado, el Pocho invirtió la mayor parte en propiedades. Mientras jugaba en el Nápoli, cuando en 2009 Lavezzi tuvo un rendimiento mucho mejor al esperado, con el contrato de 2.500.000 euros anuales pudo comprarse el departamento que hoy tiene alquilado en Milán por 1500 euros por mes.

Lavezzi en su yate de lujo.

Más tarde, el exfutbolista un edificio entero de Brooklyn, en Nueva York, construyó una chacra en José Ignacio, un departamento en la lujosa torre Maüi de Rosario, un piso en Zencity de Puerto Madero, y el penthouse de Vicente López donde vivía Yanina Screpante. 

En la capital de Francia, Lavezzi se compró una casa en las afueras de la ciudad, una Ferrari, un Porsche, y un yate valuado en 2 millones de euros que le compró a Fabio Cannavaro, el ex capitán de la Juventus y la Selección de Italia. Sus destinos frecuentes eran la Costa Azul francesa e Ibiza. 

El desalojo de la ex esposa del Pocho Lavezzi 

 

La Justicia ordenó este sábado  el desalojo de Yanina Screpante del departamento en el que vivía con Ezequiel el Pocho Lavezzi en Vicente López.

Yanina Screpante en sus años junto al Pocho Lavezzi.

Según reveló el periodista Juan Etchegoyen en Mitre Live, el padre de Screpante le aclaró su opinión con respecto al tema: “La verdad es que Eduardo fue tajante. Hasta ahora, no había hablado con nadie y está indignado con lo que está ocurriendo en el conflicto de su hija con El Pocho Lavezzi”. “Me parece una injusticia lo que hacen con mi hija”, expresó el papá de Screpante.

Con respecto a su relación con Lavezzi, la modelo contó que fue ella quien hizo de relacionista pública del Pocho y quien le consiguió entrevistas en revistas y en fiestas de alto nivel. “Yo dejé mi carrera que estaba en ascenso como modelo y mis estudios de Diseño de Interiores y él me dijo que no me iba a faltar nada. Aposté al amor, a la familia, a un proyecto que no se dio”, contó.