En las redes sociales, los usuarios pueden encontrar y hacer prácticamente cualquier cosa. Desde mensajes con amigos, seguir a personalidades destacadas, publicar fotos de viajes, informarse y distraerse un rato con contenido divertido, entre otros casos. En cuanto a esta última, Twitter lleva la delantera, dado que, para ir a buscar casos insólitos, la gente va derecho a la red social del pajarito.

Por esto, lo que ocurrió en las últimas horas, se viralizó. Se trata de un confuso video, en el que se aprecia a una máquina para hacer ejercicio, esas típicas de plaza, funcionando a pleno. Hasta aquí todo normal, pero resulta que nadie estaba utilizando este aparato.

El mencionado hecho paranormal tuvo lugar en un contexto bastante propicio, como una plaza bastante desolada y lúgubre, aderezada con la luz de un único farol en medio de la oscuridad.

El filme fue sensación en Twitter, donde un usuario lo publicó con la siguiente leyenda: “El muerto: ‘¡hoy se entrena gente!’”. Para muestra un botón, el posteo presume de 118 mil “me gusta”, más de 8.000 retuits y otros 380 comentarios.

Dentro de este último grupo se destacaron los siguientes: “Muerto y todo, tiene más energía que yo”; “Nunca vieron un fantasma fit. Yo veo un montón en las plazas a los cuales un boludo les roba la guita”; “Men, así cualquiera. No tiene el peso de la gravedad encima”; “Ese muerto le pone más onda a la vida que yo”; “Parece que Casper quiere llegar al verano”; “Hoy toca peso muerto”; “Uy perdón, me grabaron sin darme cuenta. Me siento famoso”y “parece que hoy tocó cardio”.

El video paranormal que fue furor en Twitter

Hacer gimnasia en plazas

Aunque al principio la gente fue un tanto reticente a esta práctica, lo cierto es que cada vez más personas eligen las máquinas de las plazas para ejercitarse un rato. Por ejemplo, para 2018 en la Ciudad de Buenos Aires, había 130 espacios verdes con equipamiento incluido.

Debido a la creciente tendencia “fitness” y, pandemia de por medio, en noviembre de 2021 el número había crecido a 216.

“La experiencia al aire libre es más natural. Uno está encerrado en el gimnasio y se aburre porque siempre es lo mismo. Acá tenés infinidad de ejercicios porque el cuerpo humano no tiene límite. Invito a la gente a que se anime a entrenar calistenia al aire libre, es muy bueno”, contó Franco, de 24 años.