Ser feliz en la profesión que uno abrazó para toda la vida debe ser lo más gratificante para un ser humano, y si a esto le sumamos la posibilidad de recibir un prestigioso premio como el Global Teacher Prize, esta situación se potencia aún más no sólo por el millón de dólares que ingresa en las arcas personales, sino por el prestigio internacional que se alcanza.

Este caso lo vive en carne propia la docente platense Ana María Stelman, quien fue seleccionada como finalista del  Global Teacher Prize 2021, junto a otros 9 candidatos de diversos países de nuestro planeta.

Ana María es maestra de grado y enseña prácticas del lenguaje y ciencias naturales en la Escuela Primaria Nº 7 Fragata la Argentina, en el barrio Hipódromo de la ciudad de La Plata. En este establecimiento, la docente trabaja con chicos de bajos recursos que viven dentro de caballerizas y proceden de hogares algunos padres son analfabetos.

Cuando llegó al barrio Hipódromo, le aconsejaron que no hablara de caballos ni de carreras porque los chicos se distraían, pero decidió seguir adelante, trabajar con ese mundo y lograr objetivos en los chicos. La maestra recuerda que uno de sus estudiantes, que aún no estaba alfabetizado, se involucró de tal modo con el proyecto que aprendió a leer.

En un mano a mano con Crónica HD, la docente sostuvo que "cuando presenté mi postulación tuve que seguir un formulario, donde habían preguntas muy pautadas que me hicieron reveer todo mi ejercicio docente, desarrollo de proyectos. El Comité es muy nutrido a nivel mundial y evalúa el impacto que generan las acciones docentes sobre los alumnos y la comunidad, yo yo tengo desarrollado varios proyectos que cumplen esos ítems".

Stelman agregó que "además de desarrollar proyectos para trabajar en el aula de la escuela, trabajé en programas de desarrollo educativo para varios municipios".

Ana María Stelman trabaja en la escuela del barrio Hipódromo de la ciudad de La Plata (Twitter).

A la hora de saber qué siente con esta selección entre miles de personas, la maestra platense argumentó que "con este reconocimiento tengo la oportunidad de representar a la excelencia de profesionales que tenemos en la educación en todo el país, porque a veces la noticia no es lo bueno, sino lo que está mal. Creo que todos debemos mirarnos a los ojos y manejarnos con un poco más de conciencia y solidaridad para salir adelante, porque hay mucha gente trabajando muy bien y esa gente queda tapada".

Cabe destacar, que el  Global Teacher Prize es un galardón que otorga la Fundación Varkey en conjunto con la  UNESCO, y el ganador será anunciado en una ceremonia de carácter virtual en la ciudad de París el próximo 10 de noviembre. Lo cierto, es que esta docente platense ha sifo seleccionada entre más de 8.000 postulaciones y nominaciones de 121 países de todo el mundo.

Global Teacher Prize: otros proyectos

Cabe destacar, que Ana María llevó adelante varios proyectos que llegaron a sus alumnos, uno de ellos “Los niños gobiernan la República”, que consistió en realizar elecciones entre postulantes de todas las escuelas de  La Plata para formar cuerpos legislativos que sesionaran durante un año.

Además, trabajó durante un año con la Base Orcadas en la Antártida Argentina en un proyecto culminó con una videollamada de reencuentro. Sus estudiantes aprendieron el trabajo que allí se realiza y vivenciaron el concepto de soberanía. Trabajaron el territorio a partir de la cartografía orientada, dejando en el patio de dos escuelas un mapa bicontinental de más de 10 metros.

Consultada sobre la "pregunta del millón" de dólares que podría llevarse si es galardonada con el prestigioso premio, Stelman dijo "este premio es personal para el profesional que lo recibe y a mi me gustaría con ese premio cubrir necesidades de cuestiones familiares, pero quisiera colaborar con la Fundación Verde Esperanza que trabaja aquí, y tuve la posibilidad de trabajar con ellos que ayudan a las familias y chicos con tareas que surgen, y en segunda parte desarrollar algunos proyectos que tengan que ver con poder compartir esta experiencia y transmitir a los compañeros algunos proyectos para que ellos los puedan desarrollar también".

Finalmente, Ana María comparte la distinción con otros nueve docentes de orígenes disímiles: de Canadá, Filipinas, Reino Unido, México, Ghana, Francia, Estados Unidos, Australia e Irán.