Al comienzo de la pandemia, la pérdida del gusto y el olfato y la tos fueron los signos reveladores de que podría estar infectado con coronavirus. Pero a medida que el Covid-19 evolucionó y surgieron sus variantes, diferentes síntomas se volvieron más comunes. Ahora, el dolor de espalda y los dolores musculares figuran en la lista de síntomas que se notifican con frecuencia entre los contagiados de Ómicron.

Los datos de la reciente ola Ómicron experimentada en Sudáfrica confirmaron por primera vez que la mialgia, y específicamente el dolor de espalda, estaba aumentando entre los pacientes con Covid. Informes similares llegaron de países como India y Noruega: más personas infectadas con la prolífica variante reportaron sentir dolor de espalda, en algunos casos bastante severo.

Según especialistas consultados por el Huffington Post, el culpable más probable de este nuevo síntoma es la inflamación que acompaña a una infección viral, que puede agitar los músculos y articulaciones. Aunque es demasiado pronto para saberlo con certeza, algunos médicos sospechan que puede tratarse de un efecto exclusivo de la variante Ómicron:

"COVID es lo que llamamos un mal jugador. Realmente puede imitar tantas condiciones diferentes y causar tantos tipos de síntomas, ya sea que afecte el sistema pulmonar, el sistema musculoesquelético o el corazón", declaró Peter Whang, cirujano ortopédico de columna y profesor asociado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, al HuffPost.

¿Qué hacer si ómicron causa dolor de espalda?

Cada vez más pacientes infectados con Ómicron reportan dolores musculares como síntomas del virus.

Según Patrick Doherty, neurocirujano y cirujano de columna de Yale Medicine, lo recomendable frente a los dolores musculares y de espalda relacionados con Covid-19 es tratarlos de la misma manera que trataría otros tipos de dolor de espalda: con estiramientos suaves, aplicación de calor o hielo y antiinflamatorios orales de venta libre.

La buena noticia es que la mayoría de las veces, el dolor de espalda y los dolores musculares son autolimitados: desaparecerán cuando la infección desaparezca, algo que en el caso de Ómicron suele suceder dentro de una semana, con los síntomas apareciendo a los cuatro o cinco días de iniciada la infección.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la variante Ómicron?

La variante Ómicron desarrolló su propia lista de síntomas.

Según datos recientes, la variante Ómicron causa una enfermedad más leve que la variante Delta, particularmente en aquellos que están vacunados. Los síntomas principales son los mismos (una tos, fiebre y pérdida del gusto o del olfato); sin embargo, los expertos de todo el mundo han identificado ocho síntomas específicos de la nueva variante.

Estos son: irritación de la garganta, secreción nasal, fatiga, estornudos, lumbalgia, dolor de cabeza, sudores nocturnos y dolores musculares. Estos síntomas pueden aparecer tan pronto como dos días después de haber estado expuesto a la variante Ómicron.

A pesar de esto, los infectados con la nueva variante reportaron síntomas nunca antes vistos al atravesar la enfermedad, como la inflamación de los ojos, la pérdida de cabello, desmayos y sensación de inconsciencia inminente.