Con motivo de los festejos por el Día del Estudiante y el inicio de la primavera, alumnos de quinto año de la secundaria de un colegio público de la ciudad de Córdoba decidieron decorar el aula con la temática como una cárcel, parodiando la popular serie nacional, "El Marginal". La polémica no tardó en llegar luego que se publicara en redes un video en donde se puede ver que no solo fue la ambientación sino también el uso de réplicas de armas de fuego, analogía al consumo de drogas y bebidas alcohólicas, y violencia.

El salón de clase pasó de ser una simple aula con los pupitres, láminas pegadas en las paredes y el clásico pizarrón pedagógico, a convertirse en un ambiente similar al de un centro de detención. Los estudiantes celebraron su día despojados de sus uniformes y vistiendo una indumentaria "tumbera", con camisetas de fútbol y hasta con pasamontañas.


Una de las series más populares de la plataforma Netflix, y de las más vistas en el país, se convirtió en la inspiración de los estudiantes imitando las cárceles de "Puente Viejo" y "San Onofre" que se formaron parte de la exitosa tira televisiva. Hasta el punto de usar largas cortinas y trapos para imitar las casillas que encarnar el clásico patio de las prisiones ficticias, donde se alojaba la banda de la "Sub 21", el grupo de presos como se hacian llamar en la serie.

Las paredes de las aulas se llenaron de referencias a la serie, con la imagen de "Diosito", uno de los personajes más emblemáticos de la tira y acompañado de sus frases icónicas, algunas con exceso verbal. No sólo eso, también decoraron el salón con ropa colgada, imágenes de vírgenes, velas, cajas de vino vacías, rosarios, todo para ambientarlo lo más parecido posible al lugar donde se filmó la exitosa saga.

El video viral musicalizado por "La Cumbia De Los Trapos" del grupo Yerba Brava, organizado por los estudiantes de quinto año con orientación en Ciencias Naturales y con la referencia a la "Sub 23" por el año de la promoción, superó los 400 mil likes en la plataforma de TikTok.
 

 

Las críticas por la representación de uso de armas de fuego y drogas

En principio, si bien la idea consistió en parodiar a la exitosa serie nacional, el video por los festejos del Día del Estudiante se volvió polémico cuando en ciertos fragmentos del corto, aparece un chico con una réplica de un arma de fuego, consumo de bebidas alcohólicas y una toma mostrando tiza en polvo, simulando cocaína.

La razón de los comentarios adversos por ciertas partes del video derivaron a que los menores de edad hicieron analogías al uso de armas de fuego, al consumo de alcohol en menores de edad y así como el de estupefacientes. Por tal motivo, las opiniones en las redes sociales por parte de los usuarios cuestionaron el consentimiento de los directivos de la institución al permitir este tipo de actos.

Ver comentarios