Una nutrida manifestación de taxistas se llevó a cabo en distintos sectores de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de reclamar el fin de las aplicaciones de transporte que, a su entender, son "ilegales". Las manifestaciones se iniciaron a las 11 de la mañana y se extendieron hasta el mediodía.

La congregación se dio bajo la consigna “Basta de app ilegales”, donde decenas de trabajadores del Sindicato de Peones de Taxis bloquearon varios lugares y provocaron un caos en el tránsito porteño.

"Ya estamos en un nuevo plan de lucha, estamos en asambleas en todos los puntos de accesos a la Ciudad de Buenos Aires, en rechazo al transporte ilegal de las empresas de transporte por internet y las Apps ilegales como Uber", indicó Jorge García, secretario general del Sindicato de Peones de Taxis.

Entre los sectores más complicados estuvo la Avenida 9 de julio.

Los reclamos de los conductores de taxis, que generaron largas demoras en el tránsito vehicular, desde y hacia el centro porteño, se desarrollaron ante una fuerte presencia de efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, quienes intentaban impedieron el corte total de tránsito por parte de los manifestantes.

Los puntos afectados fueron Avenida 9 de Julio y San Juan; Avenida Rivadavia y General Paz; el Puente de La Boca; Alberdi y General Paz; y Udaondo y Lugones. Cabe destacar que los miembros del Sindicato de Peones de Taxis también denunciaron “la persecución a dirigentes gremiales”.