Eran los años 90 en Argentina. Alberto Olmedo y Jorge Porcel lideraban las mediciones de rating en la televisión, la revolución sexual acortó las polleras y profundizó los escotes, y los programas humorísticos triunfaban con las audiencias. En ese contexto, se estrenó "Los Rompeportones", un ciclo de humor que, a más de dos décadas de su estreno, continúa en el recuerdo de una generación.

Entre los comediantes y las vedettes del programa, una figura no tardó en capturar el ojo del público: Dana Fleyser, una joven de menos de 30 años que conquistó la pantalla con su despampanante figura y sentido del humor. Oriunda de Caseros, en su juventud se mudó sola a Moreno y tuvo sus inicios como toda vedette, en un extravagante show. Fue Enrique Pinti quien la descubrió y la sumó a su caravana, donde poco después recibió la invitación para el histórico programa.

 

Cabe destacar que la vedette fue una de las principales estrellas en el programa humorístico, que salió a la luz por la pantalla de El Trece a mediados de marzo de 1998, y contaba con la creación y dirección de Hugo Sofovich, hermano de Gerardo. Junto a nombres como Miguel del Sel, Jorge Martínez, , Sabrina Olmdo, Ana Acosta y Yanina Zilli, Dana escribió una página en la historia de la TV argentina.

¿Qué es de la vida de Dana Fleyser, a 20 años de Los rompeportones?

Dana Fleyser triunfó en la televisión argentina en los años 90.

El brillante futuro de Dana en la televisión se vio interrumpido por una terrible fuerza mayor. Luego de la crisis del 2001, la vedette decidió darle un brusco giro a su vida y abandonó el país, prefiriendo hacer casa en un país más estabilizado: Estados Unidos.

Con las valijas llenas de plumas, Dana partió hacia Malibú, donde encontró el amor en un fotógrafo estadounidense llamado Jerry. Los recién casados decidieron mudarse a Las Vegas, para después de algunos años moverse a San Francisco. Este año, celebran 19 años de matrimonio juntos. Entre las fotos junto a su marido, Dana comparte sus otras dos pasiones: los animales y la expedición aventura.

 

"Solo quise retratar mi #VejentudPlena y mostrarles que la edad solo importa si sos un queso o un vino, y entrenar y cuidarnos es querernos", aseguró la mujer desde la red social de Meta, acompañando postales de ella en el desierto estadounidense. Además de los viajes llenos de acción, también comparte fotos junto a sus queridos perros: "No me Importa si un animal es capaz de razonar. Solo sé que es capaz de sufrir, y por ello lo considero mi prójimo", asegura Dana en su biografía de Instagram.

Si bien no vive en el país, nunca dejó de compartir fotos de sus años como vedette. Dana también mantiene una relación con Argentina y sus seguidores a través de Instagram y Twitter. Allí demostró su dolor por la muerte de Diego Maradona y compartió algunas imágenes del expresidente Mauricio Macri.

Ver comentarios