A quién no le gusta sentirse deseado por otra persona o sentirse atraído por otro. El afecto, el cariño y la atención son tres de las cosas que más le gusta recibir a la gente. 

A muchos les gusta coquetear por naturaleza y otros solo lo hacen para que lo vean terceras personas. Existen infinidad de relaciones abiertas y de posibilidades de dar rienda suelta a la sexualidad o de tener una fogosa aventura.

 

Si sos una de esas personas a las que les gusta provocar, si el chamuyo te sale de manera de natural y es un constante en tu vida, existe la posibilidad de que seas una persona flexisexual.

Un flexisexual es un hombre o una mujer que coquetea y trata de atraer a ambos sexos, aunque no se identifica como bisexual. Ejemplo: una mujer heterosexual sabe que se excita y puede convivir con un hombre. No obstante, si se da la oportunidad, puede sentir placer al tener un encuentro sexual con otra mujer. Este mismo ejemplo se puede aplicar para cualquier tipo de orientación sexual y de género.

Actualmente, el concepto es muy común entre los jóvenes y entre algunos adultos, que hace tiempo se animan a realizar estas prácticas, sin embargo, sus escarceos sexuales aún no tenían nombre.

A todos no gusta atraer a las personas y también sentirnos atraídos, peor hay ciertas personas disfrutan de coquetear sin importar el género de los demás.
A todos no gusta atraer a las personas y también sentirnos atraídos, peor hay ciertas personas disfrutan de coquetear sin importar el género de los demás.

El origen de la palabra flexisexual

Muchos dicen que el origen de este concepto surgió tras la polémica hace once años, que apareció durante la entrega de los premios MTV Music Awards, tras el apasionado beso en los labios entre Madonna y Britney Spears

El apasionado beso en los labios entre Madonna y Britney Spears.
El apasionado beso en los labios entre Madonna y Britney Spears.

Muchas personas asumieron que este acto se llevó a cabo para llamar la atención del público y generar furor. Sin importar cuál sea el motivo, es importante tener presente que todos nos tenemos que sentir libres de disfrutar de un buen sexo teniendo encuentros casuales. 

 

En esta misma línea, existen multitud de parejas abiertas que, para redescubrir su sexualidad, encuentran a otras personas con las que jugar.

Así mismo, existe el poliamor, personas que comparten su amor juntos o por separado, abiertamente y sin secretos ni rencores. Los sexólogos recomiendan que si uno tiene deseos ocultos o fetiches por cumplir, lo mejor es darles rienda suelta.

Ver comentarios