Hace tiempo que Fabián Gómez, más conocido como Piñón Fijo, es protagonista de escándalos mediáticos. Todo comenzó cuando sus hijos, Sol y Jeremías, dejaron entrever que su padre había ejercido algún tipo de maltrato intrafamiliar, luego de su relación con Karina Suárez.

Lo que trascendió en un principio fue que el enojo de los hijos habría sido porque el payaso se separó de Karina para rehacer su vida amorosa con otra mujer. En el programa “Socios del espectáculo”, mostraron fotos de la actual novia del icónico payaso, llamada Fernanda, y revelaron algunos datos hasta ahora desconocidos.

“Es una relación de largo tiempo. Como él protege su vida privada no se sabía que estaba separado”, afirmó la periodista de espectáculos Karina Iavícoli.

 

La panelista también señaló que otro motivo de la pelea familiar sería el dinero. “Lo que me cuentan es que Fabián estuvo muy enfermo, al borde de la muerte en medio de la pandemia”, también explicó.

“Mucha gente que estaba alrededor de él pensaba que ya no se iba a recuperar de esa situación. De a poco ahora está saliendo del cáncer”, dijo Iavícoli sobre el payaso. Para concluir, contaron que los hijos ya no trabajan más con el padre y se abrieron para hacer sus propios caminos y emprendimientos.

Fernanda, la nueva novia de Fabián Gómez.

Karina Suárez no se quedó afuera de la polémica y publicó un contundente mensaje. “Desnaturalicemos el maltrato”, decía la frase publicada por el Colectivo de educación inicial que la ex de Fabián reposteó en sus historias de Instagram. Y lo hizo justo después de que se difundieran las declaraciones que el artista había hecho en conferencia de prensa para tratar de desmentir las acusaciones de sus hijos.

 

El conflicto salió a la luz cuando Gómez hizo un posteo de su nieta, en la que había dado a entender que no lo dejaban ver a la pequeña. “¡Mi loquita hermosa! Nos volveremos a ver y disfrutaré de tus abrazos. Te amo y te extraño”, escribió junto a dos llamativos hashtag: "derechonietos" y “derechoabuelos".

Para ese entonces el payaso se había separado de su esposa y había interrumpido la relación con sus hijos y con sus nietos, Luna y León. Entonces, muchos usuarios comenzaron a atacar los descendientes del artista, en las redes sociales, increpándolos por su actitud. Pero todo cambió cuando, este lunes, ambos dieron su versión de los hechos en sus redes.

 

Sol explicó que hace ocho meses que no ve a su padre y aseguró: “Es porque está desaparecido de nuestras vidas después del último de tantos maltratos. Fue el último porque me animé a poner límite a las humillaciones crónicas después de 35 años”

“No se queden con el título de que estamos enojados porque ‘papá se separó de mamá’. Hemos perdonado cosas realmente importantes, y lo seguiremos haciendo. Quizás la agresión se desvía para otro lado, como que todo lo que tenemos se lo debemos a él, que sin él no seríamos nadie. Eso siempre nos lo dejó en claro. Así que lo tenemos súper presente”, aseguró por su parte Jeremías.

Ver comentarios