Ante la próxima llegada de las vacaciones, o simplemente para viajar por las calles de cualquier ciudad, uno de los principales elementos que tiene un automóvil que deben ser renovados y estar en buen estado son los recapados de neumáticos, aunque alrededor de ellos hay varios mitos a confirmar.

El primer punto a dilucidar es si son los pedazos de banda de rodamiento que se encuentran al costado de la ruta cuando uno viaja, y la respuesta es que no. Esos trozos de banda de rodamiento que a veces se encuentran al costado del camino no forman parte de un recapado, ya que contienen cuerdas de alambre que pertenecen al casco; que no son utilizadas en el proceso.

Diversos mitos urbanos

Otro punto es saber si los recapados no son lo suficientemente seguros como uno nuevo; otro mito con tonalidad falsa, ya que la seguridad de este proceso queda demostrada al analizar aquellas industrias que lo emplean para sus flotas.

Actualmente, las flotas de camiones escolares y de los aviones de combate más sofisticados confían en este servicio; de hecho, según la Oficina de Información sobre Renovados y Reparación de Neumáticos, casi el 80% de la industria de aviación de Estados Unidos los utiliza.

 

En cuanto a si los recapados renovados son feos y duran poco, eso también forma parte de la mentira, ya que las diferencias entre un neumático nuevo y uno recapado son imperceptibles. Hay algunos prestadores de servicios que cuentan con profesionales capacitados y tecnología de punta que permiten ofrecerle a todo el mercado un producto que mantiene la misma calidad que uno 100% nuevo.

Además, al renovar la banda de rodamiento se puede alargar la vida útil del neumático, pudiendo someterse a este proceso más de una vez, ahorrando hasta un 40% del costo total de las operaciones.

 

Una afirmación dice que si la banda de rodamiento está mal, el casco también; otro mito falso, ya que, si bien el desgaste es algo que afecta a todo el neumático, no lo hace de manera uniforme. En este sentido, existe una fuerte diferencia entre cómo repercute en el casco y cómo lo hace en la banda de rodamiento.

El desgaste es una de las principales razones por las cuales se realiza el recapado y el reemplazo de la banda de rodamiento, pero esto no significa que a medida que esta se vea afectada también lo haga el casco, ya que, principalmente, no tienen la misma exposición a este fenómeno. Además, este último es el que permite que el neumático sea recapado más de una vez.

 

Finalmente, se dice que el calor destruye los renovados, otra afirmación que no es verdad, ya que el calor no influye en su rendimiento y tampoco los destruye. Las altas temperaturas de las calles afectan directamente a todos los neumáticos en los que la presión de inflado no es la recomendada por el fabricante.

El recapado comprende una opción inteligente para los transportistas, ya que eficientiza costos sin comprometer la seguridad, la durabilidad, el kilometraje y el rendimiento.

Recapado: pasos a seguir

Es importante destacar que la legislación vigente en la Argentina obliga a las plantas de recapado a estar certificadas por el INTI (Ley de Tránsito 24.449, Decreto 32/2018, artículo 29). La ley en cuestión permite la utilización de neumáticos renovados en vehículos de transporte (como en los casos de eje direccional, de tracción o libre), a excepción del eje direccional de los vehículos de larga distancia.

Para conocer cómo es el renovado de neumáticos, hay que destacar varios pasos a saber, como por ejemplo: inspección inicial, raspado, escareación, reparaciones, cementado, encojinado, embandado, arme y desarme, vulcanización e inspección final.

Ver comentarios