Se acerca la Semana Santa, y muchos argentinos ya comenzaron a reservar sus vuelos para disfrutar a pleno del fin de semana largo que trae la festividad. Mientras cada vez más turistas recuperan la confianza y deciden visitar el exterior, los destinos nacionales continúan recibiendo atención por parte de los argentinos. Destinos como Bariloche, Córdoba y Mendoza son los más consultados para disfrutar de paisajes y cultura; pero cuando se trata de playa, hay una opción que sobresale.

Se trata de Las Grutas, uno de los balnearios más hermosos de Argentina. Ubicada en la provincia de Río Negro, esta playa patagónica se caracteriza por tener las aguas más cálidas del país, que además poseen un color turquesa y cristalino que enamora. Junto con Las Conchillas y Punta Perdices son lo que se llama "el Caribe Patagónico".

 

 

 

 

 

¿Por qué Las Grutas tiene las aguas más cálidas del país?

La calidez y transparencia de las aguas de la Bahía de San Antonio se deben a la combinación de factores oceanográficos y atmosféricos que las interpelan. Las altas temperaturas de verano y la escasez de precipitaciones pluviales también son factores que contribuyen a su justificada reputación como las aguas más cálidas del país.

Sin embargo, las particularidades oceanográficas son el factor determinante de la relativa calidez de sus aguas. Las Grutas gozan de una gran amplitud en su marea, que llega a variar entre los 6 y 9 metros en un mismo día. Esta diferencia de nivel hace que la totalidad de la superficie de la Bahía de San Antonio se inunde y descienda dos veces al día, permitiendo que el sol caliente el suelo de la bahía cuando baja el volumen del mar.

¿Qué se puede hacer en Las Grutas?

Las Grutas fueron elegidas como una de las playas más hermosas de Sudamérica.

La villa de Las Grutas tiene una amplia carta de actividades que ofrecer a los turistas que la visiten esta Semana Santa. La feria de artesanos, los artistas callejeros, las celebraciones de Apertura de Temporada y los espectáculos en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario pueblan de alegría las noches a la orilla del mar, con propuestas para toda la familia.

Los locales también ofrecen múltiples excursiones todos los años, para avistar sobre embarcaciones o a pie el impresionante paisaje que creó el mar de Las Grutas. La fauna hace una aparición en estas aventuras, donde es común encontrar delfines, lobos marinos, pingüinos y, desde agosto a octubre, de la colosal ballena Franca Austral.

Las Grutas cuenta con una fauna bella y activa.

Gracias a su costumbre pesquera, Las Grutas cuenta con una propuesta gastronómica alimentada por sus costas: pulpitos, almejas, salmón, merluza y más productos pesqueros del mar patagónico se brindan de acuerdo a recetas tradicionales de la villa turística. Todo condimentado con el aceite de olivas de Las Grutas, un producto de excelencia elaborado en las plantaciones de Las Grutas y San Antonio.

Finalmente, nadar no es lo único que se puede hacer en las playas de Las Grutas. El Golfo San Matías es el escenario ideal para ir al encuentro de la naturaleza marina patagónica: buceo, snórkeling, kayaking, paseos náuticos y pesca deportiva son algunas de las opciones que se ofrecen al visitante para conocer la fauna submarina.

Ver comentarios