A la hora de desenchufarse y pasar un fin de semana de relax, no se necesita ir muy lejos. Existen distintas localidades ubicadas a pocos kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires que ofrecen paisajes soñados para cambiar la visual, salir del asfalto, y sumergirse en la belleza de sus postales.

Así es como te traemos esta selección de los mejores tres destinos de la Provincia para disfrutar de los más bellos atractivos naturales.

Tandil

A solo 95 kilómetros de la ciudad, Tandil se eleva como el mejor destino de sierras de la provincia de Buenos Aires. Con todos los servicios y comodidades, cuenta con gran variedad de servicios hoteleros en la zona céntrica, cabañas al pie de las sierras, y casas en alquiler. 

La ciudad tiene una amplia lista de lugares para visitar y conocer, como el famoso Parque La Movediza, donde hoy hay una réplica de aquella piedra enorme que parecía desafiar la gravedad manteniéndose al borde de la caída, que finalmente se desplomó. En ese sitio, subir el cerro y disfrutar de la magnífica vista vale mucho la pena. El Cerro El Centinela es otro atractivo para sentir un poco de adrenalina, practicando escalamiento o subiendo a las aerosillas, que alcanzan los 62 metros de altura.

En la zona del lago, la vista desde el mirador que está ubicado frente a él es impresionante, especialmente con la caída del sol, cuando las sierras se tornan anaranjadas.

Tandil es considerado el mejor destino de sierras de la provincia de Buenos Aires.

Junín

A 260 kilómetros de Buenos Aires, Junín integra distintas lagunas de la cuenca del río Salado, como Mar Chiquita, laguna de Gómez, Carpincho y Los Patos, que luego continúa hacia Chacabuco donde se forma la laguna de Rocha. A pesar de superar los 90.000 habitantes, su impronta pueblerina permanece intacta, con las calles arboladas y tapizadas de adoquines.

A escasos kilómetros del centro, el mayor atractivo de Junín es el Parque Natural Laguna de Gómez, 200 hectáreas arboladas a la vera de la laguna, donde funciona una vasta zona recreativa y de servicios, incluida una villa turística, tres balnearios con playas de arena, restaurantes, una bajada pública para embarcaciones.

Junín es conocida por sus impresionantes atardeceres sobre las aguas de la Laguna de Gómez: 4000 hectáreas y un ambiente ideal para los deportes náuticos como las motos de agua, jetski, kayak, lanchas, veleros, windsurf o kitesurf. 

El primer fin de semana de noviembre, el pueblo celebra la Fiesta del Fiambre Casero, con desfiles a caballo, feria de artesanos y productos locales. 

La Laguna de Gómez de Junín e. ideal para los deportes náuticos.

Gualeguaychu

Si bien su principal atractivo es el carnaval, sus espacios verdes, sus playas y balnearios la hacen ideal para conocer en cualquier época del año.

El río Gualeguaychú, con el mismo nombre que la ciudad, se llena de embarcaciones, entre las que se destacan los veleros y los remos de madera conducidos por pescadores.

El Paseo del Puerto, es uno de los puntos más pintorescos de esta ciudad, que invita a actividades cotidianas como son las caminatas o andar en bicicleta.

Cruzando el puente que separa a Gualeguaychú de su río, es posible conocer el Parque Unzúe, que es naturalmente la frontera entre el camino hacia el Puente Internacional y la ciudad entrerriana. Continuando el camino se llega hasta el famoso balneario y camping Ñandubaysal, de arenas blancas y limpias aguas que permiten al visitante estar a orillas del hermoso río Uruguay, disfrutar del sol y realizar todo tipo de actividades recreativas y náuticas.

El balneario y camping Ñandubaysal permite al visitante estar a orillas del  río Uruguay.