Por Jorge Fernández Gentile
paranormales@cronica.com.ar

No hace falta peinar canas para haber visto una de las series más exitosas de la televisión estadounidense de ciencia ficción creada y protagonizada por varias figuras en la década del ´60, aunque la misma recién trascendió varios años después de que se dejara de filmar, cuando se reavivó con muy buena aceptación en la pantalla.

Claro que los más jóvenes deben ir a buscar en canales de viejas series sus mejores éxitos, o la segunda saga, ya con otros actores, pero la misma temática. Lo que no opacó su gran boom mundial, alá por los años ´70 y ´80. La referencia se corresponde con un éxito que traspasó las fronteras yanquis y que fue precursora en la pantalla chica. Y se trataba de “Viaje a las Estrellas”, cuyo nombre en inglés era “Star Trek”.

En aquella maravillosa nave espacial llamada “USS Enterprise”, el increíble Capitán James Tiberius Kirk y el resto de su tripulación de una fantástica nave espacial que atravesaba el vasto universo, a pura aventura.

Un viaje en el que aquellos espectadores de entonces, muy diferentes a los actuales, aunque luego se fueron transformando hasta llegar a ser llamado trekkies -como se denomina a los fanáticos de ambas series-, se internaban a través de la imaginación en la manera en que sería un hipotético viaje interestelar, a través de la conquista del hombre para explorar desconocidos mundos y encontrar nuevas civilizaciones.

En aquel contexto, que se emitió por primera vez en Estados Unidos el 8 de septiembre de 1966, para concluir luego de 79 capítulos el 3 de junio de 1969, sin un marcado éxito inicial pero que se repetiría incansablemente por la teleaudiencia mundial, doblada en decenas de idiomas -algo que aun hoy, aunque en canales específicos, continúan proyectándose- la creación de Gene Roddenberry no solamente sobrevivió, sino que aumentó su caudal de audiencia increíblemente. Aquella entrega inicial incluía a un extraño ser, el enigmático Señor Spock.

Y casualmente, aquel personaje de orejas puntiagudas, mitad humano y mitad vulcano, la mano derecha del capitán y que encarnaba el por entonces exitosísimo actor Leonard Nimoy, reflota ahora luego de la aparición de una increíble entrevista realizada en los años ´90, en la que declaró extrañas vivencias, a partir de su participación en la exitosa tira.

Nota reflotada

¿Qué tiene que ver “Viaje a las Estrellas” y el enigmático Señor Spock de aquellos alocados años ´60 y ´70, con la revolución cultural explotando por todos lados y el hombre viajando a la Luna en décadas de continuos cambios, con las actuales circunstancias?

Sucede que ha resurgido una fascinante entrevista realizada al legendario Leonard Nimoy, quien justamente después de la serie de Star Trek alcanzó fama mundial, destacándose en muchas otras series, como las dos temporadas en las que actuó en Misión Imposible, así como también filmes y en otras muchas actividades que realizó.

De todas maneras, Spock fue para Nimoy su trampolín a la fama, y aunque ya había pasado muchos años de las filmaciones iniciadas en 1966, el actor concedió una nota que fue grabada a mediados de los 90s en un programa radial que se dedicaba a todo lo paranormal y que nunca había sido retransmitida, una vez que se consumó.

Así, durante aquella entrevista Leonard Nimoy detalló como fue abordado durante la grabación de la primera temporada de Star Trek por varios hombres misteriosos, personas (¿estarían vestidas de negro?) que le dijeron que la espectacular serie en televisión se estaba utilizando para preparar al publico para el posterior contacto con seres extraterrestres.

Durante la emisión, Nimoy también afirma que el personaje de Spock fue creado específicamente para llevar este mensaje importante y para educar al publico con respecto a que los alienígenas humanoides son en realidad amigables y no seres a los que se les deba temer.

En realidad, todo hace suponer que, si aquella serie, que tomó impulso y se popularizó recién en los últimos capítulos y que exponencialmente creció “hasta el universo décadas después, resultó un mensaje, entonces cabe suponer que series como Los Invasores, Los Expedientes Secretos X y otras muchas sagas relacionadas con seres de otros mundos debieron seguir una temática parecida".

Aunque eso, en el mundo de lo conspirativo, encierra un interrogante que aún no parece tener fecha: si es verdad que están preparando a la humanidad para un potencial encuentro con extraterrestres, y los gobiernos de las potencias ya se encuentran asiduamente con esos seres, entonces, la pregunta se cae de madura... ¿El hombre como sociedad no está aún preparado para un encuentro con civilizaciones más avanzadas en todos los sentidos? Un interrogante que, por el momento, no tiene día de vencimiento.

Actor de raza, y un personaje a su medida

Leonard Simon Nimoy, el señor Spock de la serier Star Trek

Leonard Simon Nimoy, nacido en 26 de marzo de 1931 y fallecido el 27 de febrero de 2015, fue un actor estadounidense, director de cine, fotógrafo, autor, cantante y compositor. Era mejor conocido por su papel como Spock de la franquicia de Star Trek, un personaje que retrató en televisión y películas desde un episodio piloto filmado a finales de 1964 hasta su última actuación en el cine en 2013.

Nimoy comenzó su carrera a los veinte años, enseñando clases de actuación en Hollywood y haciendo apariciones menores en cine y televisión durante los años ´50, además de interpretar el papel principal en Kid Monk Baroni. Presagiando su fama como un semi-alienígena, interpretó a Narab, uno de los tres invasores marcianos, en el filme “Zombies of the Stratosphere”, que protagonizó en 1952.

En diciembre de 1964, hizo su primera aparición en el piloto rechazado de Star Trek , “The Cage”, y pasó a interpretar al personaje de Spock hasta el final de la producción a principios de 1969, seguido de ocho largometrajes y máquinas tragamonedas en casinos de todo el mundo.

El personaje tuvo un gran impacto cultural y le valió a Nimoy tres nominaciones al Premio Emmy ; TV Guide nombró a Spock uno de los 50 mejores personajes de televisión. Según el sitio Wikipedia, el perfil público de Nimoy como Spock fue tan fuerte que sus dos autobiografías, I Am Not Spock (1975) y I Am Spock (1995), se escribieron desde el punto de vista de compartir su existencia con el personaje.

Su éxito le permitió luego a Nimoy protagonizar otra serie de alto impacto, como fue Mission: Impossible (Misión Imposible en nuestro país) durante dos temporadas, presentó la serie documental In Search of ... , narró Civilization IV e hizo varias apariciones en el escenario muy bien recibidas. También tuvo un papel recurrente en la serie de ciencia ficción Fringe. Como parte del agradecimiento que por su obra dejó como legado, en 2015, un asteroide fue nombrado 4864 Nimoy en su honor.

Muy adelantada para la época

*Una de las cosas que maravillaba a muchos por aquel entonces, y que no deja de llamar la atención hoy, es que en la original serie Star Trek filmada entre 1966 y 1969, son varios los elementos que se muestran en la entrega de Gene Roddenberry, plenos de sofisticación y una proyección de lo que sería la tecnología avanzada que en la actualidad a nadie sorprende, pero que eran increíbles rarezas, hace casi 50 años atrás.

*Sorprendía el sistema de comunicación que utilizaban los tripulantes del USS Enterprise, que eran muy parecidos a los actuales celulares. El médico móvil era otra rareza.

*De igual manera, las comunicaciones con imágenes adelantaban en varias décadas lo que luego sería una simple comunicación vía Skype.

*Asimismo, uno de los grandes tabúes que sigue persiguiendo la ciencia, pero que ha sido probado en secreto por las fuerzas armadas estadounidenses, así como por investigadores y estudiosos de diferentes potencias, tiene que ver con la desmatrialización de los cuerpos, la forma en que se “teletransportaban” los tripulantes de la nave hasta un planeta cercano. En ese contexto, cabe recordar que el denominado “Proyecto Filadelfia” puso a prueba a un destructor de la marina yanqui, que fue enfocado por un enorme campo magnético que generó una desaparición temporal de la nave y de sus tripulantes, para volver luego y provocar en esos marinos daños irreversibles en su salud.

*Como se verá, aunque inicialmente esa tripulación multirracial del Enterprise (que incluiría seres humanos de todas las razas y un medio vulcano, el Sr.Spock) inicialmente no generó el impacto esperado en la audiencia, después la gente le fue tomando el pulso a la historia, al punto que la tripulación, aunque con otros actores, siguió por varias décadas la saga, hasta hace apenas 3 años