Por Marco Bustamante
paranormales@cronica.com.ar

El viejo Hotel Argentino es un lugar extraño. Abandonado a su suerte hace décadas, aún se mantiene en pie, junto a la costa del Río de la Plata, en la localidad bonaerense de Punta Indio, cuando el ancho estuario del Mar Dulce comienza a aproximarse a sus límites con el Atlántico, yace agonizante a la espera de un final que se viene estirando en el tiempo y que parece acortarse con cada sudestada. Días atrás, el equipo de Crónica Paranormal TV, comandado por el conductor del envío y quien estas líneas escribe, junto al periodista Juan Salgado y al experimentado fotógrafo Maxi Mónico, viajó hasta el lugar para recoger testimonios sobre los tiempos de gloria de la estructura. Fueron dos jornadas completas tratando de reconstruir sus orígenes, la historia y su abandono. Y de yapa, cuando en la noche la investigación estaba muy avanzada, una entidad que parece moverse en medio de la oscuridad, apenas perceptible por las cámaras. Como mudo testigo de un hecho que ratifica todo el enigma que se mueve sobre ese gigante que, aun en tiempos de potenciales derrumbes, llama la atención.

El hallazgo

En la noche, sólo iluminados por una tímida luna dibujada en el cielo, tocó grabar en el frío esqueleto con una cámara de visión nocturna. En el material, emitido días atrás por el canal de noticias, se puede ver cómo los contornos, que parecen brotar entre la maleza, dibujan un escenario digno de una película de terror. La filmación del material para el ciclo duró un par de horas.

Después de un completo recorrido y las fotos de rigor, emprendieron la vuelta para preparar el material para el programa de hace dos semanas. Sin embargo, la sorpresa apareció cuando llegó el momento de editar el material; todo venía sin novedades hasta que, de pronto, en una de las tomas de la cámara de visión nocturna, apareció una sombra muy bien definida, como escapándose de los visitantes.

El mayor momento de esplendor del "Argentino".

Hablamos sobre las imágenes con el periodista Jorge Fernández Gentile, integrante del equipo de Crónica Paranormal y un conocedor de este tipo de temas. Al respecto, explicó que “el video viene a confirmar lo que en Punta Indio todos saben, en el lugar efectivamente ocurren cosas. Es una presencia débil, pero es algo anómalo, de lo que no se encuentra explicación alguna, al menos en un análisis inicial. Algo es seguro, no hay truco en la imagen, y algo parece que se mueve mientras se ilumina con la linterna”, afirmó.

Consultamos sobre las imágenes exhibidas con el fotógrafo Maxi Mónico, quien aseguró que “al momento de registrar esas imágenes habíamos retirado completamente el pequeño sistema de luces que habíamos montado para poder filmar el informe especial. No existía ninguna fuente luminosa que generara un haz y una sombra en ese lugar”, aseguró.

Por su parte, el periodista Juan Salgado afirmó sentirse “sorprendido por el material. El haber estado ahí permite descartar cualquier falsedad en las imágenes. Todo el equipo estaba dispuesto en un solo punto para no contaminar la escena. La sombra no es de alguien del equipo técnico o de la producción”, concluyó.

En opinión de quien escribió estas líneas, no quedan dudas de que lo vivido permite comenzar a definir nuevos parámetros en lo que es la investigación de este tipo de temas. Hay que seguir adelante, existen muchos lugares así en el país, como para seguir analizando. Es más, la incorporación de equipos seguramente obligará a una nueva incursión en el lugar, para sacar más y mejores conclusiones.

Testimonio

Raúl Sosa, conocido por todos como el Chaqueño por haber nacido en la provincia norteña, vive desde hace años en Punta Indio. Entre sus autos viejos y los cachivaches, atesora recuerdos que el río fue devolviendo con el paso del tiempo. Conoce el Hotel Argentino desde hace años; en alguna ocasión llegó a desayunar en el lugar, cuando todavía los salones eran atendidos por elegantes señores vestidos de frac.

También recuerda con nitidez el momento en que fue clausurado. De ahí en más la historia se vuelve oscura: entre sudestadas y ladrones, fue viendo cómo desmantelaron el lugar. Tiene 83 años y todavía suele ir en su viejo 504 oxidado a pescar al sitio. Conoce como nadie a la gente de la zona y también a los fantasmas. Cuenta que desde hace años se habla de un tesoro oculto en un piso que quedó sumergido por el barro.

Asimismo Raúl, un verdadero personaje, cuenta que varias veces, tanto él como algunos vecinos vieron un barco fantasma prendido fuego cruzando la bahía. Desde las oscuras aguas de vez en cuando se pueden escuchar gritos de desesperación, y aclara: “Ojo, que no es el viento”.

A lo mejor Raúl escuchó la voz de esa entidad que, imperceptiblemente fue captada por el equipo de televisión. El vecino del lugar contó además que son frecuentes las historias de pescadores que, utilizando el hotel como refugio en medio de sorpresivas tempestades, se han topado con estas sombras que fueron exhibidas en televisión.

Ver más productos

Vendé tus productos en Cronishop

Vendé tus productos en Cronishop

La biografía definitiva de Evita

La biografía definitiva de Evita

No aflojamos: protegete del Coronavirus

No aflojamos: protegete del Coronavirus

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Ver más productos