Al planear la celebración de Navidad la decoración ocupa un lugar casi fundamental, el de ambientar el escenario de lo que será una noche mágica compartida con los afectos. Su protagonista, el arbolito, es un símbolo que contagia de espíritu navideño incluso hasta en los más escépticos.

El próximo domingo llega el momento del año en que hay que desempolvar viejos adornos, desenredar las luces y armar, junto a toda la familia, el árbol de Navidad.

Paso 1 : compras ¿sí o no?
En la actualidad existe una variedad de adornos tan amplia que puede resultar abrumadora (y muy tentadora), por eso, antes de ir de compras y adquirir medio pasillo de decoración navideña, conviene chequear lo que se guardó de fiestas anteriores. De este modo sólo se compra lo necesario, sin exagerar ni malgastar la plata. Si nada necesita renovación pero las vidrieras los tientan demasiado, se puede optar por renovar el adorno central año a año, para seguir una tradición.

Paso 2 : las luces
Al momento del armado primero deben ir las luces. Si bien no todo el mundo elige incluirlas en el árbol, la luminosidad navideña es un elemento clave de la decoración y a los más chiquitos les encanta. Una vez que consigan desenredar los cables y chequeen que todas funcionen se puede pasar a su colocación. Vale aclarar que las luces deben ir siempre primero, de lo contrario terminan enredándose con los adornos y complican aún más la tarea.

A tener en cuenta: si el árbol es alto (más de 170 centímetros) se necesitan al menos dos tiras de luces con 100 bombillas cada una. Por otro lado, hay que tener un cuidado especial con ellas: no dejarlas encendidas al salir de casa o cuando van a dormir. El orden también es fundamental, colocarlas desde abajo hacia arriba y dando vueltas alrededor del árbol.

Paso 3 : los adornos
Lo mejor es sumarlos al arbolito en un orden decreciente. Empezar por los adornos más grandes y dejar los más chicos para el final. También se pueden combinar distintos tipos de adornos: bolas con brillos, estrellas, muñecos de Papá Noel, regalitos colgantes, etc. Para saber bien con qué objetos cuentan, separar todos los adornos y clasificarlos por tamaño, temática, importancia o color y, en base a eso, proceder a decorar.

Paso 4 : la estrella
La pieza más importante en el arbolito es la estrella de la cima. Luego de colocar luces, adornos y alguna cinta, llega el momento de coronar el árbol con el objeto principal, que puede ser una estrella, un moño o el accesorio que más les guste. ¿Es imprescindible? Si hay niños en el hogar la tradición invita a hacer de éste un ritual familiar. Pero cada uno puede darle el cierre a la decoración de la forma que desee.

Paso 5 : la base
Los árboles artificiales suelen tener una base poco estética. Para decorarla cubrir las patas con una tela de temática navideña o en tonos como el rojo, verde, plateado o dorado, según los colores que hayan elegido para los adornos. Luego, colocar alrededor paquetes y regalos como indica la costumbre.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos