Por Marcelo Peralta Martínez

Un misterio que aun sigue sin resolverse
. ¿Mito, leyenda o un error cartográfico? La historia cuenta que el lugar posee una energía muy especial. Muchos creen que esto se debe a la eterna disputa marítima entre los Estados Unidos y México. Para cualquiera de estos países, aunque geográficamente hablando pertenece al estado mexicano, contar con la Isla Bermeja resulta de gran importancia debido a que significa la ampliación de la soberanía marítima en una zona con grandes yacimientos de petróleo. Pero lo que pasó con esa porción de tierra insular y porque nadie la puede ver, aun continúa siendo un enorme misterio.

¿Qué se sabe?

La Isla Bermeja aparece incluida en todo tipo de mapas y documentos históricos, que la ubican a un poco más de 100 kilómetros de la península de Yucatán, en el mar territorial de México, al sudoeste del golfo que lleva el nombre de ese país latinoamericano. Según esos mapas está a 22°, 33´ latitud norte y 91 grados, 22 minutos longitud oeste. Cabe destacar que apareció oficialmente por primera vez en mapas del siglo XVI.

Según el historiador y cartógrafo Michel Antochiw Kolpa, uno de los primeros mapas que registra a la isla Bermeja es del siglo XVI y pertenece a la cartografía portuguesa. Es un mapa de Gaspar Viegas, de 1535, hoy conservado en el Archivo di Stato, en Florencia, Italia.

Nueve años después, en 1544, apareció en un mapa de Sebastián Caboto, impreso en Amberes, en el que se consigna la existencia de la isla Bermeja. Misteriosamente, en 1722, en mapas de la Nueva España de Antonio de Alzate y Ramírez la isla no figura. Entre 1804 y 1805, Ciriaco de Cevallos, por cuenta de España, realizó nuevos registros cartográficos de la región, y tampoco encontró a Bermeja.

Sin embargo, en el siglo XIX y a principios del XX, se le pudo ver en mapas que tuvieron carácter oficial. En la actualidad y desde principios del siglo XXI, funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México ante el Senado de la República, manifestaron que la isla se había "hundido".

Sucede que la existencia de la isla está registrada en la Carta Etnográfica de México, de 1864, edición gubernamental, y también en el libro "Islas mexicanas" editado oficialmente por la Secretaría de Educación Pública, que la ubica en el punto antes indicado. Lo cierto es que no fue posible hasta la fecha localizarla, por lo que se dio por desaparecida.

Cabe destacar que a finales de la década de 1990, cuando México negociaba con Estados Unidos un acuerdo para marcar la frontera marítima entre ambos países, la Bermeja dejó de ser visible en la cartografía oficial.

En 1997 la Secretaría de Marina del gobierno mexicano, envió un buque oceanográfico a corroborar la existencia de la isla, pero el almirante a cargo del navío reportó que no habían encontrado nada. La inspección, realizada por el buque oficial el 5 de septiembre de 1997, se efectuó en el área correspondiente a la ubicación especificada y usando un patrón de búsqueda de 322.5 millas náuticas cuadradas con barrido hidroacústico. Aun con semejante tecnología no se la pudo hallar y por eso se la considera como una tierra fantasma.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos