Por Jorge Fernández Gentile
paranormal@cronica.com.ar

A pelemos a nuestra sinceridad: ¿a quién no le ha pasado alguna vez? ¿Quién no ha vivido una situación similar a la que relataremos más adelante? Es que son muchos los que afirman que tienen recuerdos de situaciones o cosas que, en apariencia, jamás han sucedido.

Sin embargo, esas señales que parecen estar revoloteando en la memoria de una persona, puede llevar a esta a confirmar que ese hecho realmente sucedió. Porque, aunque no haya manejado en su vida, ni hayan tenido un automóvil, viven con la sensación de haber tenido un determinado auto (no cualquiera, sino uno específico), aunque su entorno afirme que ese vehículo no ha existido.

Lo mismo que muchos sienten que han fumado por un largo período, y jamás tomó un cigarrillo para darle siquiera una simple pitada. Un fenómeno paranormal que registra un ilustre nombre, ya que se lo denomina el “Efecto Mandela”, en referencia al prócer de la raza negra de Sudáfrica, quien logró romper el tristemente célebre “Apartheid”. Por qué ese efecto Efecto Mandela es un término que acuñó la bloguera Fiona Broome hace unos años.

Como ella misma relataba, había mucha gente a su alrededor, incluida ella misma, que recordaba haber visto por televisión exactamente el momento en el que el notable líder Nelson Mandela murió en la cárcel. El funeral en su honor, y todo lo demás.

En realidad, algo que resultó inexacto, dado que que Mandela sobrevivió al presidio, y vivió algún tiempo fuera de él antes de fallecer. Pero por mucho que le digas a los convencidos de que eso es así, de que su memoria podría haberles jugado una mala pasada, a muchos les cuesta asumirlo.

Lo vieron “con sus propios ojos”. Muchas otras historias Los casos se pueden contar sin solución de continuidad: aquellos a los que les parece haber vivido en un lugar al que no conocen, y hasta recordar una cirugía durante la infancia, de la que no hay ni señales ni marcas que certifiquen que esa operación existió. Este tipo de experiencias de características paranormales registra un resonante caso de experiencia inexplicable. Se trató del llamado “hombre del tanque” de la plaza de Tiananmén, en Beijing, China.

Este personaje anónimo pudo alcanzar a bloquear la marcha de varios tanques que se aproximaban hacia una manifestación pacífica. Muchas personas aseguran recordar que ese hombre fue atropellado y asesinado por esos carros de combate. Sin embargo el video muestra que muchas personas lo sacaron de la calle después del encuentro con uno de los conductores del tanque. Sin embargo, el “Efecto Mandela” no les sirve como explicación plausible a todos aquellos que han tenido experiencias muy personales sobre falsos recuerdos. Y aunque parezca increíble o inconcebible, lo concreto es que probablemente sea una experiencia mucho más común de lo que uno se puede suponer.

Lerina García

Entre los casos más difundidos sobre la falsa memoria aparece el de una mujer llamada Lerina García, cuyo caso fue muy sonado en el mundillo de lo paranormal, ya que en 2008 esta mujer vivió una experiencia de alto contenido. Es que se despertó en un sitio absolutamente extraño y desconocido para ella, o al menos eso fue lo que ella creyó estar viviendo.

No parecía ser el mundo que cualquiera reconoce y no era capaz de comprender dónde estaba. Su automóvil no era el mismo, y aunque continuaba trabajando en la misma empresa desde hacía 20 años, no lo hacía en la misma oficina que ella recordaba. La propia Lerina explicaba que la diferencia en lo que ella recordaba se encontraba en pequeños detalles, pero lo suficientemente trascendentes como para darse cuenta de que todo era distinto a como ella creía recordarlo.

Empero, lo que más la aterró fue el hecho de que su pareja sentimental había dejado de existir. Un golpe letal para su perspectiva, al punto que la mujer, desesperada, decidió visitar a un psiquiatra, para contarle lo que le sucedía. El facultativo le explicó que lo que estaba viviendo eran simplemente alucinaciones. ¿Qué pasó con Lerina? No le quedó otra que readaptarse a lo que terminó siendo su nueva vida o, mejor dicho, a su nueva realidad, porque Lerina creía haber vivido otra historia, parecida pero no tanto.

Si se evalúan los cambios que Lerina debió atravesar en su experiencia resulta un caso extremo, dado que son muchos los expertos que afirman que se trata de un claro ejemplo de la falsa memoria o recuerdos falsos. Sin embargo la pregunta es lacónica: ¿realmente se trata de un simple delirio o puede haber otra explicación que va más allá de lo que podemos entender?

Opina la ciencia

Según la comunidad científica, algunos falsos recuerdos pueden ser delirios o un intento de traducir las experiencias internas en una estructura concreta y explicable. Algunos pueden ser recuerdos de sueños.

Los psicólogos han efectuado inumerables estudios que muestran que es bastante fácil implantar recuerdos falsos, particularmente en niños y personas susceptibles a la sugestión, quienes pueden llegar a aceptar uno de estos recuerdos o sueños como algo que les sucedió realmente. Y luego hay algunas interpretaciones más “radicales” de la experiencia de la memoria falsa.

Recientes estudios revelaron que algunas de estas experiencias pueden ser interpretadas como signos de “inestabilidad mental”, problemas mentales provocados por una situación traumática. Sin embargo, cabe destacar que esto es lo que nos dicen los científicos, aquellos que nunca reconocerán nada que no puedan demostrar.

Mas allá de los científicos

Lo concreto es que si has llegado hasta un falso recuerdo vivido, es porque necesitás respuestas a una experiencia que muchos otros han padecido o vivido (no todos lo tienen que sufrir) alguna vez a lo largo de su vida.

En ese contexto, algunas de las teorías que van más allá de la ciencias se las puede, de alguna forma, catalogar.

1 Vidas pasadas Aparte de la explicación científica, hay otras teorías que sugieren que podrían tratarse de recuerdos de vidas pasadas, que perduran en un nuevo ser.

2 Capacidades psíquicas Aparte de la explicación científica, hay personas que poseen capacidades para ver más allá de lo que la vista de un ser normal puede llegar a observar.

3 Una revelación del futuro Aunque una de las teorías favoritas de los expertos en la materia es que algunos de los falsos recuerdos pueden ser el resultado de nuestra conciencia de un posible futuro. Las direcciones y posibilidades de cómo se desarrollen nuestras vidas dependen de nuestras elecciones. Podemos tomar conciencia de estos posibles caminos alternativos contenidos en premoniciones o sueños. En este caso, los recuerdos pueden considerarse proféticos o de “ayuda”. No te muestran un futuro fijo, sino posibilidades. Cuando se refieren a eventos pasados que no han ocurrido en la “vida real”, pueden ser una especie de profecía inversa que revela posibilidades y consecuencias que podrían haberse desarrollado si hubieras hecho una elección diferente en un momento anterior.

4 Información al acceso de todos Algunas personas creen que almas grupales o grupos de almas tienen acceso a recuerdos y emociones compartidas entre personas, incluso aunque los miembros del grupo no se conozcan entre ellos en la realidad. Es posible que ni siquiera estén vivos en el mundo físico.

5 Universos paralelos Muchos de nosotros tenemos un sentido de realidades multidimensionales y paralelas. La idea es que todo lo que puede suceder sucede, o que existen universos y realidades similares que se desarrollan junto con los nuestros. Las teorías incluyen el concepto de que posiblemente podamos existir al mismo tiempo en más de una o incluso muchas realidades paralelas o multidimensionales.

6 El poder del pensamiento Cualquiera que sea la realidad en la que una persona se encuentre ayuda a dar forma a un universo particular con sus propios pensamientos. Si se desarrollan múltiples realidades posibles, es posible que no siempre permanezca en el mismo flujo de realidad. Sus pensamientos y acciones pueden cambiar su futuro. Y cuando la realidad cambia, algunas personas realmente perciben estos cambios como fluctuaciones de energía o incluso con un extraño sentimiento de desplazamiento, sin embargo, otras personas conservan recuerdos de estos cambios disueltos. Es por este motivo que algunos creen que estos “falsos recuerdos” son causados porque una persona ha cambiado su realidad, pero han retenido los viejos recuerdos sin posibilidad de adaptación.

En conclusión: algo es seguro, como se ha podido comprobar hay muchas teorías para intentar dar explicación al extraño fenómeno de los falsos recuerdos. Algunos creen la teoría ofrecida por la ciencia, mientras que otros van más allá de toda explicación lógica y racional. Tal vez aquellos que recordamos situaciones que nunca ocurrieron podemos tener algún tipo de “inestabilidad mental”, pero también cable la posibilidad de que nuestro ser esté accediendo a información privilegiada para unos pocos. Y ya depende de cada uno creer en lo que quiera. Lo más importante es saber que no estás solo y que tal vez esos recuerdos no sean tan falsos como quieren hacerte creer.

FUENTE: Mundo esotérico y paranormal (MEP)