Son tres amigos de La Plata que no conforman ninguna agrupación, sino que se comprometen y buscan la forma de resolver cada causa. Todos son delegados de empleados de comercio. Como superhéroes no tienen una actividad firme: sus tareas dependen de las necesidades de cada causa a la que se abocan. Ellos escuchan el caso y buscan el método para poder solucionarlo.

Esto implica realizar colectas, sorteos y todo aquello que pueda contribuir. Además, por ejemplo, para los días festivos, organizan recorridos y reparten golosinas a los chicos en los barrios más humildes, jornadas en las que se encuentran con todo tipo de situaciones y ven la sonrisa más inocente de un niño, que quizá, en ese momento está recibiendo el primer regalo de su vida.

“No es la ropa ni el nombre lo que nos convierte en superhéroes. Nosotros queremos contagiar a aquellas personas que no se animan a ayudar a alguien”

, explicó Laureano, o Superman, a la hora de ayudar. Además, este grupo, que se puede encontrar en Facebook con el nombre “Sumate!!!”, colabora con merenderos, comedores y personas que sufren alguna discapacidad o una enfermedad.

Por ejemplo, este año ayudaron a una chica con trasplante de hígado que podía instalarse en su casa pero que, para hacerlo, tenía que cumplir con determinadas condiciones básicas.

También le consiguieron una butaca a un chico discapacitado y lograron que una joven de Paraguay pudiera comenzar su tratamiento con medicamentos oncológicos. Son superhéroes, que parece que todo lo pueden, pero en realidad, son su espíritu solidario y sus ganas de ayudar los que hacen que todo sea posible.