Por Daniel Beylis
paranormal@cronica.com.ar

Australia es un país rodeado por los océanos Índico y Pacífico. Entre los principales atractivos figuran sus playas, a tal punto que algunas de ellas se metieron en la lista de las más destacadas del mundo. Caminar por la arena, practicar surf con las tranquilas ciudades portuarias de fondo, visitar los miradores para ballenas, nadar en agua transparente o recorrer la costa en kayak resulta algo habitual. Sin embargo, cada tanto este país también se convierte en noticia por apariciones misteriosas. En la playa de Nueva Gales del Sur, un curioso objeto no identificado quedó varado. Ken Miles, quien se encontraba en el lugar a las 10 de la mañana, confesó que “no he visto nada igual antes”.

¿De qué hablamos?

A priori, este testigo describió lo que vio como una especie de dos piezas de tubería de PVC de tres metros de longitud, envueltas en plástico negro y sujetas en una red de pesca. Luego hay una cúpula de plástico transparente con la palabra “Falcon” escrita en texto negro, que al parecer se fue borrando. “En el interior de la cúpula de plástico se ve muy mecánico, pero no está conectado a las tuberías iniciales. Levanté un extremo, el PVC era bastante ligero, por lo que flotaría”, señaló Miles en un medio local. De inmediato agregó que cuando se marchó de la playa continuaba estando en el mismo lugar, y aunque no supo lo que es, sacó a relucir su propia teoría. “No sé cuándo apareció, pero no fue ayer porque yo pasé por ese mismo lugar. Lo único que viene a la mente es que podría ser un faro que usan para la pesca de línea larga. También podría ser la broma de alguien, pero parece muy antiguo”, explicó algo desorientado.

Lo cierto es que entre todas las especulaciones, la que más creció en las últimas horas tiene que ver con un suceso paranormal. Esto se debe a que muchos sugirieron que puede tratarse de los restos de un OVNI, ya que al parecer en esa zona de la costa norte de Australia suele haber muchísimos avistamientos de extrañas naves que entran y se pierden en el agua, lo que podría indicar -paralelamente- que hay una base secreta extraterrestre.

¿Sólo son versiones?

Esa aterradora versión sobre potenciales partes de una nave surgió después de la versión de Barry Cooder, experto en pesca, que creía que el objeto era un FAD o dispositivos de agregación de peces, pero posteriormente lo descartó de plano. Horas después de que los principales medios de comunicación australianos se hicieran eco del extraño hallazgo, algunas personas aseguraron haber descifrado el misterio al identificar el peculiar objeto que llegó a la playa de Airforce Beach, aunque aún no apareció ninguna información oficial. Algunos explicitaron que se trataba de una aeronave que se habría perdido alguna vez en el mar, y otros, que eran restos de un barco de poco porte, también naufragado. Sin embargo, esas versiones quedaron totalmente descartadas, al menos por ahora, mientras especialistas continúan analizando de qué se trata.