Leo Schwarz
paranormales@cronica.com.ar

No son pocas las tradiciones que perduraron a lo largo de la historia faraónica del antiguo Egipto, las que recuerdan de alguna manera las añejas usanzas de los sacrificios humanos.

En ese contexto, un equipo de investigadores reveló recientemente el impresionante contenido de un papiro egipcio de 1.500 años de antigüedad, que fue anteriormente hallado en las cercanías de la pirámide del faraón Senusret I en 1934.

Los científicos que están involucrados de lleno en el tema determinaron que el papiro contiene fórmulas para oraciones que buscan ayuda a poderes divinos, y además describe una serie de eventos bíblicos, que incluyen historias de muertes producidas para adorar a sus deidades. Algo poco conocido entre todo lo que se sabe de una de las civilizaciones más avanzadas de tiempos remoto.

Sorpresa y media

En un comunicado que generó una verdadera revolución entre los investigadores de las antiguas civilizaciones egipcias, Michael Zellmann-Rohrer, investigador del Classics Department de la Universidad de Oxford, reveló que el papiro data tentativamente del siglo VI d.C.

En aquel momento, el cristianismo era la religión oficial del estado en Egipto, como en el resto de los imperios romanos orientales y occidentales. Había una amplia infraestructura de funcionarios eclesiásticos, iglesias y monasterios.

Este hallazgo está escrito en copto, que es la última fase del idioma egipcio, y que todavía se utiliza en la liturgia de la Iglesia Ortodoxa Copta.

Trata sobre Dios

Vale remarcar que la escritura analizada hace varias indicaciones sobre Dios, refiriéndose a él como “el que preside la Montaña del Asesino”, que obviamente se refiere a la historia de
Abraham en el Libro del Génesis, en la que Dios le pide a Abraham que sacrifique a su hijo.

Aunque en el Génesis la historia no tiene un final trágico, cuando Dios impidió a Abraham que ejecute el acto. Sin embargo, el papiro cuenta una historia con diferente final, y sugiere que Isaac sí fue asesinado.

“El creador probablemente residía en las proximidades del complejo de la pirámide, donde el papiro probablemente fue almacenado en un sitio especialmente oculto, antes de su descubrimiento por los excavadores modernos. La hipótesis planteada es que el creador proporcionó servicios rituales a los clientes que pagaban, oraciones y amuletos del tipo que podría producir este documento, y que el presente papiro era la copia de trabajo de esta persona”, opinó Zellmann Rohrer.

De todas maneras también cree que el texto podría haber sido copiado de otro libro; aunque en esta ocasión podría haber sido hecho por varias personas y mediante escritura a mano. El investigador sugiere que estas personas podrían haber sido cristianas, pero también tenían algunas creencias gnósticas.

Mezcla de religiones

El gnosticismo es un conjunto de ideas religiosas antiguas que mezcla elementos de tradiciones judías y cristianas.

Al respecto, Zellmann-Rohrer agrega: “El cristianismo no era la única creencia, existían muchas variedades de pensamientos religiosos, este papiro ilustra la extensa incorporación del gnosticismo y otras tradiciones apocalípticas en la práctica de culto de un individuo en particular”.

Vale remarcar, de todos modos, que no fue el único papiro descubierto que capturó la atención de los investigadores.

Ya en 1897 se descubrieron centenares de papiros en la antigua ciudad egipcia de Oxirrinco, a unos 193 kilómetros al sur del moderno El Cairo, que contenían alrededor de 500.000 documentos de diversa índole, en su mayor parte de la época comprendida entre los siglos III a. C. y VII d. C.

Sin embargo, hasta 2012 sólo se habían podido interpretar 5.000 de ellos. Ahora, un equipo científico consiguió descifrarlos.

Fueron los egiptólogos Bernard Grenfell y Arthur Hunt quienes descubrieron, en plena era victoriana y mientras practicaban senderismo, amontonados como simple basura en lo que, tal vez, pudo haber sido un antiguo vertedero, miles de documentos, notas y cartas del antiguo Egipto.

Papiros que contienen desde informes médicos, hasta remedios contra la resaca y obras de teatro. Elementos tan valiosos, que cambian la percepción de todo lo visto antes.

La vida, según el lado desde el cual se la mire

Desde la mirada antropológica, la versión más aceptada para explicar muertos por autosacrificio es la de consumar el deseo de la persona por seguir sirviendo al rey en el “más allá”.

Este llamativo sentimiento que manifestaron muchos pueblos de la Antigüedad no tiene ninguna relación con el mayor o menor grado evolutivo, considerando que culturas civilizadas como la griega y la romana también hacían prácticas muy duras con humanos.

Por este motivo, queda pensar en una simple escala de valores, en donde la vida era considerada como un cumple dominio divino.

El rey, como representante de la divinidad, era el responsable de las vidas de todos sus súbditos. Por eso quizá para demostrar su extraordinario poder, en ocasiones hacía gestos de transgresión de las reglas humanas para indicar, precisamente, que su divina figura se encontraba por encima de ellas.

Canibalismo y resistencia 

La práctica del canibalismo podría entrelazarse con otra tradición mucho más antigua descubierta por Finders Petrie en la región de Hieracómpoils, a 65 kilómetros al sur de Luxor. Allí, el arqueólogo británico, sobre el nivel que se correspondía con el 3500 A.C, descubrió varias necrópolis.

En una de ellas, el llamado “Cementerio T”, Petrie capturó pruebas de que en esos sepulcros se habían dado ritos de canibalismo y desmembración de cuerpos.

“Si descendemos hacia el sur y nos metemos en terreno nubio, el actual Sudán, también podemos encontrar prácticas similares y mucho más cercanas en el tiempo. En la ciudad de Kerma, en la Baja Nubia y al sur de la tercera catarata del Nilo, un grupo de arqueólogos americanos de la universidad de Boston viene estudiando varias tumbas autóctonas datadas hacia el año 2000 A.C, poco antes de la invasión egipcia de las dinastías del Imperio Medio con los Amenemhat y los Sesostris”, expresó el investigador.

El dato

Se ha sabido desde siempre que los egipcios elegían un sinnúmero de mascotas que
eran sacrificadas para acompañar a los muertos hasta su morada final. Lo que no se sabía era el sacrificio de personas, para acompañar a otros muertos.

Los sacrificios para acompañar a faraones a sus tumbas son seriamente
evaluados desde la aparición de estos últimos papiros encontrados.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos