Unas misteriosas imágenes que reflejan un indudable hecho paranormal fueron registrados por cámaras de seguridad en la estación de la fuerza policíal australiana de Nueva Gales del Sur, al sureste de Australia. Una filmación que ni los más avezados investigadores de la repartición han logrado explicar.

En la filmación se puede apreciar cómo la puerta de un garaje o depósito de las dependencias policiales se abre sola y, acto seguido, una escoba sale del interior y durante unos segundos flota, antes de caer al suelo. Los hechos ocurrieron el pasado 12 de abril a las 5:37, hora local.

El video, que se ha hecho viral, fue difundido un día después a través de la cuenta oficial de Facebook del Cuerpo de Policía de Nueva Gales del Sur parece no dejar dudas.

Las autoridades policíales australianas, habitualmente muy sobrias para emitir opiniones, aseguran que se trata de una grabación real, recalcan que no se trata de una broma, e incluso solicitó la ayuda de los seguidores de su cuenta, y de potenciales investigadores, para averiguar quién o qué está detrás de este inexplicable “poltergeist”.

Algo está en dudas: o la que limpia allí es una brujita, o bien Harry Potter pegó demasiado fuerte por esa región australiana.